Sin igualdad de género, no hay desarrollo posible. La igualdad de género es esencial para alcanzar el desarrollo humano de las personas y de los pueblos. Para lograrla, es necesario abordar las causas estructurales de las discriminaciones de género y garantizar el cumplimiento de los derechos de las mujeres.

 

Los desafíos para lograr el pleno ejercicio de los derechos humanos de las mujeres continúan siendo enormes.

Las mujeres constituyen el 70% de las personas que viven en extrema pobreza en el mundo. A pesar de que realizan dos terceras partes del trabajo a nivel mundial, solo reciben el 10% de los ingresos.

Una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física, sexual o psicológica, y cada día 800 mujeres mueren por causas prevenibles durante el embarazo y el parto.

Apostamos por un modelo de desarrollo que aborde las causas estructurales de las discriminaciones de género, en el que las mujeres participen en la toma de decisiones y se visibilice su trabajo

Infographic_human_rights

5º Objetivo de Desarrollo Sostenible

Ante este contexto, fruto de un sistema neoliberal y heteropatriarcal, luchamos para que se pongan los medios para el cumplimiento efectivo de los derechos de las mujeres y para alcanzar el quinto Objetivo de Desarrollo Sostenible.

Este objetivo se ha aprobado recientemente por Naciones Unidas a través de la Agenda 2030, y persigue “Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas”.

El camino hacia la igualdad requiere

Erradicar todas las formas de violencia de género y las prácticas nocivas, en particular el tráfico, trata con fines de explotación sexual, la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil.

Proveer protección social adecuada y suficiente y acceso a los servicios que garanticen los derechos sexuales y reproductivos.

Promover un reparto equitativo de las responsabilidades familiares y otorgar el valor real a las tareas de cuidados y trabajo doméstico realizado por las mujeres.

Proteger a las mujeres y niñas desplazadas por los conflictos y las crisis y poner los medios necesarios para poner fin a los conflictos.

Para ello, demandamos

Un compromiso real por parte de los poderes públicos para cumplir las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Promover un Pacto de Estado contra la violencia machista para que se cuente con la participación del movimiento feminista, de defensa de los derechos humanos y de desarrollo.

Cumplir con las observaciones finales del Comité de la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres (CEDAW).

Fortalecer la política de cooperación internacional como política pública fundamental, priorizando, de manera sectorial y transversal, intervenciones orientadas a garantizar los derechos de las mujeres.

ACTÚA

Infórmate

Suscríbete al boletín y recibe las últimas noticias del sector