Otras ideas  para apoyar a la población refugiada

*Recuerda: la solidaridad efectiva siempre es de larga duración. Las personas refugiadas también necesitan nuestro apoyo y nuestra atención cuando no son noticia

1) Infórmate, fórmate e informa.  Busca información completa sobre lo que está ocurriendo. Colabora en extender la preocupación sobre estos temas. Puedes difundir información sobre las causas de la crisis, o sobre migraciones, asilo y refugio. Puedes implicar a tu asociación de vecinos, parroquia, asociación deportiva o cultural. Consúltanos las actividades de formación y acciones reivindicativas que se convocan.

2) Exige a los diferentes partidos y administraciones que presionen para que se atienda y acoja a las personas refugiadas.  Averigua qué está haciendo tu ayuntamiento, el gobierno autonómico y el central por la población refugiada. Organízate junto a colectivos sociales comprometidos con la defensa de los DDHH y presiona para que la legislación en materia de asilo y refugio se cumpla. Vigila y pregunta a los políticos y política en las redes sociales.

3) Infórmate si está previsto que lleguen personas refugiadas en tu ayuntamiento.  Algunos municipios están coordinando la acogida con organizaciones locales que se encargan de cubrir lo más básico (vivienda, educación y atención sanitaria), pero la ciudadanía es imprescindible en el acompañamiento para su incorporación a la vida social cotidiana.

4) Exige que tus impuestos sirvan para ayudar a la población refugiada.  Averigua qué está haciendo tu ayuntamiento o el gobierno autonómico y central por la población refugiada. Presiona para que haya políticas y recursos estables para ayudar a las personas refugiadas, ahora y mañana.

5) Ciberactúa.  Muchas organizaciones tienen campañas abiertas en internet y en las redes sociales para presionar a las autoridades españolas y europeas. Hay que exigir al Gobierno central y a las instituciones europeas una respuesta rápida y efectiva, el cumplimiento de sus compromisos y el respeto a los Derechos Humanos.

6) Haz trabajo educativo en la escuela, en el tiempo libre, en tu casa, en tu barrio… Hay que explicar a los niños y niñas, a las personas que tienen interés en el tema, qué está ocurriendo. Muchas organizaciones disponen de materiales educativos para trabajar estos temas. Consúltanos cómo puedes acceder a estos recursos.

7) Hazte activista de organizaciones, campañas o plataformas de denuncia de las actuales políticas migratorias y de asilo de la UE y de sus Estados miembros.  La crisis de los refugiados está muy relacionada con la desigualdad, las guerras, las migraciones internacionales y la xenofobia. Conocer las conexiones entre unas y otras, explicarlas públicamente en nuestro entorno, en redes sociales o en nuestras calles, es esencial para fomentar soluciones integrales que atajen las múltiples causas de un problema tan complejo.

8) Ofrécete como voluntario/a o activista a las organizaciones especializadas en asilo y refugio.  En nuestros entornos más cercanos ya hay personas refugiadas o esperando que se les reconozca como tales. Y cada día llegan más por Ceuta y Melilla. Si te pones en contacto con ellas y no responden de manera inmediata, ten en cuenta que por lo general las organizaciones de acogida disponen de poco personal y priorizan la atención a las personas refugiadas. Quizás tardan en responder, hay que tener un poco de paciencia.

9) Haz donativos económicos a las organizaciones especializadas que trabajan en los países de primera acogida, de tránsito, o aquí.  Mucho mejor si te haces socio/a. El apoyo puntual es muy bueno, pero las ayudas regulares permiten planificar y organizarse mejor. Consúltanos cuáles de nuestras organizaciones trabajan con estas personas.

10) Colabora como socio/a, voluntario/a, activista o ciberactivista con cualquier organización que trabaje en cooperación internacional o defensa de la paz y los derechos humanos.  Sin desigualdades, sin guerras y sin vulneración de los Derechos Humanos no habría este tipo de crisis. Hay que entender y atender los problemas que causan estas crisis. Es una manera indirecta de contribuir y la única forma de conseguir que el número de personas refugiadas no siga creciendo.

 

Traducción y adaptación a partir de  http://www.lafede.cat/10-maners-dajudar-a-les-persones-refugiades/