¿Cómo se financian las ONGD y cómo se controla la gestión de los fondos?

Las ONGD se financian a través de fondos públicos y privados. Los fondos públicos provienen de convocatorias que del gobierno central, la Unión Europea, las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos, y otras administraciones públicas. Los fondos privados provienen de la solidaridad ciudadana, de acuerdos con instituciones privadas o empresas.

La transparencia y rendición de cuentas sobre la gestión de esos fondos es una pieza esencial de nuestro trabajo. Las ONGD se someten a distintas auditorías y procesos externos a los que están obligadas. Pero además contamos con mecanismos propios de transparencia adicionales. En este sentido, realizamos memorias anuales, informes económicos y técnicos. Contamos también con un Código de Conducta de obligado cumplimiento para nuestras organizaciones. Este código cuenta con una Comisión que vela por su cumplimiento y a la que la ciudadanía puede dirigirse en caso de considerar que alguna ONG lo está incumpliendo. Puedes hacer una sugerencia o denunciar un comportamiento irregular aquí.

A todo ello se suma nuestra Herramienta de Transparencia y Buen Gobierno, un mecanismo de autorregulación que observa con detalle la rendición de cuentas de las organizaciones y que fomenta su mejora constante.