• Organiza: Mundubat
  • Fecha límite de presentación de candidaturas: 09/12/2019
  • Duración del contrato: 4 meses
  • Tipo de contrato: Evaluación externa
  • Referencia: EVALUACIÓN PROYECTO DDHH HONDURAS
  • Dónde: Honduras

 

 

 

 

 

Términos de referencia para EVALUACIÓN FINAL del Proyecto:

Organizaciones defensoras de derechos humanos del campesinado fortalecen su papel en la elaboración de políticas públicas garantistas del derecho a la defensa (17-PR1-993)

Servicio: evaluación externa

País: Honduras

Organización contratante: Fundación Mundubat

Plazo para recepción de propuestas: 09 de diciembre de 2019

Período de realización: 14 de marzo 2020 – 14 de julio 2020 (4 meses)

Presupuesto: 12.000 euros

Contenido

  1. Introducción…………………………………………………………………………………….. 3
  2. Antecedentes y objeto de evaluación…………………………………………………….. 4
  3. Actores implicados…………………………………………………………………………….. 7
  4. Alcance de la evaluación……………………………………………………………………… 9
  5. Criterios y preguntas de evaluación……………………………………………………… 10
  6. Metodología y plan de trabajo……………………………………………………………. 14
  1. Estructura y presentación del informe de evaluación………………………………. 16
  2. Equipo evaluador…………………………………………………………………………….. 17
  3. Premisas de la evaluación, autoría y publicación…………………………………… 18
  4. Plazos para la realización de la evaluación…………………………………………… 19
  5. Presentación de la oferta técnica y económica y criterios de valoración…….. 20

 

1. Introducción

Mundubat es una ONGD que trabaja junto con comunidades y organizaciones populares que reivindican derechos y alternativas sociales y económicas e impulsan la democracia participativa. Cuenta con 30 años de experiencia trabajando con más de 80 organizaciones de la sociedad civil en más de 9 países alrededor del mundo.

Mundubat coordina su trabajo con movimientos sociales y populares en base a tres ejes estratégicos: derechos humanos, género y soberanía alimentaria. En Centroamérica Mundubat está presente en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua; contando con una persona técnica y representante de Mundubat en cada uno de los países, y su oficina de la Delegación regional en El Salvador.

Mundubat inicia su trabajo en Honduras en 1996. En la actualidad, el trabajo se encamina hacia dos áreas determinantes en el análisis de las posibilidades de desarrollo de los derechos humanos desde la sociedad civil: el poder local y las economías populares, partiendo de una opción clara por el apoyo a los procesos organizativos del campesinado y las mujeres.

Objeto de evaluación:

 En este marco, La Fundación Mundubat y sus dos socias – La Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC) y El Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras (COFADEH) – implementan el proyecto ¨Organizaciones defensoras de derechos humanos del campesinado fortalecen su papel en la elaboración de políticas públicas garantistas del derecho a la defensa (17-PR1-993)¨ financiado por La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en su convocatoria de proyectos de 2017.

El proyecto es una apuesta para reforzar el papel de las organizaciones defensoras de derechos humanos, en concreto las vinculadas a la defensa del derecho a la tierra y el territorio, en la elaboración de políticas públicas y en la exigibilidad de derechos.

Tipo de evaluación:

La presente consultoría está encaminada a implementar una evaluación final del proyecto

Objetivos generales de la evaluación:

 Se plantean los siguientes objetivos para la evaluación:

  1. Analizar la pertinencia del proyecto en relación:
    1. Con las necesidades del
    2. Las políticas locales e
    3. Las políticas y estrategias de Mundubat y las organizaciones socias; enfocadas al fortalecimiento organizativo, los derechos humanos y la educación al
    4. Con las necesidades prácticas e intereses estratégicos de la población participante del proyecto.
  2. Evaluar el grado de cumplimiento del objetivo específico y de los resultados,
  3. Evaluar la eficiencia relativa de los resultados del proyecto (recursos humanos y materiales), tanto de Mundubat como de las socias locales, y de aquellas otras organizaciones que han participado en el proyecto de manera
  4. Evaluar la sostenibilidad de los beneficios aportados por el proyecto y los efectos que éste ha creado entre la población beneficiaria
  5. Evaluar la capacidad de gestión de Mundubat, de las socias locales, así como los procesos de información, coordinación, comunicación y fortalecimiento institucional
  6. Proporcionar recomendaciones y acciones de mejora1 pertinentes en base a los aprendizajes extraídos de la acción en los siguientes campos:
  • Futuras acciones en beneficio de la población
  • Pertinencia de las estrategias de intervención ejecutadas en los departamentos donde se desarrolló la intervención.
  1. Rendir cuentas ante la entidad financiadora y el resto de partes interesadas en el proyecto

Uso y expectativas de la evaluación

 

  1. Los principales hallazgos de la evaluación serán socializados con todos los actores implicados en la intervención (además de las socias locales, con representantes de la población beneficiaria a través de procesos de devolución que serán solicitados al equipo evaluador)
  2. La evaluación será socializada al interno del Departamento de Derechos Humanos de la Fundación Mundubat como un elemento de gestión del conocimiento para futuras intervenciones de naturaleza similar
  3. Se incorporarán las recomendaciones de intervención con la población beneficiaria en la planificación del Departamento de Derechos Humanos de la Fundación Mundubat
  4. El informe de evaluación será entregado a la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo

 

  1. Antecedentes y objeto de evaluación

 

Marco contextual Según el informe sobre Desarrollo Humano del PNUD2, el IDH de Honduras correspondiente a 2015 (0,625) se encuentra por debajo de la media de los países con desarrollo humano medio. El índice de desigualdad del país es el más alto de América Latina (53.7) y su índice de desigualdad de género es de 0.461. Entre los segmentos de población más afectados por la pobreza se encuentran los hogares encabezados por mujeres (ibid.).

 

En este contexto de desigualdad, se gesta la extrema vulnerabilidad de la población ante una situación de violencia generalizada. Los últimos informes Amnistía Internacional, muestran gravísimos índices de criminalidad e impunidad ante violaciones de derechos humanos y una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

1 Estas acciones de mejoras se harán en formato que para ello tiene establecido Mundubat.

2 http://hdr.undp.org/sites/default/files/hdr_2015_report_sp.pdf

Esta violencia es extremadamente virulenta contra personas que defienden la tierra y el territorio, Global Witness3 señala que entre 2009 y 2016 han sido asesinados/as 123 defensores/as de la tierra y el territorio y un número mayor de defensores/as han sido amenazados, atacados o encarcelados.

La situación de vulnerabilidad diferencial de las mujeres defensoras ha sido denunciada por la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos, que ha registrado un total de 318 agresiones contra mujeres defensoras de derechos humanos en el país entre 2012 y 20144, de las cuales en torno al 38% fueron por defender el derecho a la tierra y el territorio. El conflicto social derivado de la pugna por el uso y tenencia de la tierra se ha agudizado dada la proliferación de proyectos vinculados a la industria extractivista, la agroindustria y, en general, aquellas intervenciones que requieren el uso extensivo de tierras confrontando directamente con los medios de vida a través de los cuales la población campesina se sustenta.

En este contexto las principales causas de vulneración de derechos de los defensores y defensoras son:

La ausencia de un marco legislativo garantista:

A pesar de los avances normativos realizados por el Estado Hondureño en materia de protección, con la aprobación de la reciente Ley de protección para las y los defensores de derechos humanos, la arquitectura legal y administrativa de protección es todavía frágil y resulta necesario ahondar en este ámbito desarrollando leyes y disposiciones a todos los niveles que protejan, apoyen y empoderen a los defensores/as de derechos humanos.

La impunidad en los casos de violaciones contra los y las defensoras:

Los altos índices de impunidad, vinculados a la debilidad del sistema de justicia penal, registrados en Honduras generan un clima favorable a la vulneración de derechos. Esta debilidad del sistema pena, facilita así mismo un uso desproporcionado del derecho penal y un clima de difamación contra los y las defensoras de derechos.

La inseguridad que los y las defensoras enfrentan en el ejercicio de sus labores:

Los defensores/as desarrollan sus labores en un contexto de alta vulnerabilidad sufriendo ataques contra su vida e integridad física.

Vulnerabilidad diferencial para las mujeres defensoras que enfrentan ataques de carácter sexual y atentados a la moral, que parten de una visión patriarcal del rol social de las mujeres.

Son particularmente graves las vulneraciones de derechos acontecidas en el marco de los desalojos forzosos del campesinado, como son: el derecho a la alimentación, a la vivienda, a la integridad física e incluso a la vida.

 

3 Global Witness. 2016. Honduras: el país más peligroso del mundo para el activismo ambiental 4 https://im-defensoras.org/wp-content/uploads/2016/04/283951300-Informe-2012-2014-de- Agresiones-contra-Defensoras-de-DDHH-en-Mesoamerica.pdf

 

   

El proyecto ¨ Organizaciones defensoras de derechos humanos del campesinado fortalecen su papel en la elaboración de políticas públicas garantistas del derecho a la defensa¨, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha sido ejecutado por la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC,) el Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras (COFADEH), y la Fundación Mundubat desde el 15 de enero del año 2018 hasta el 14 de abril de 2020.

 

El proyecto es una apuesta para reforzar el papel de las organizaciones defensoras de derechos humanos, en concreto las vinculadas a la defensa del derecho a la tierra y el territorio, en la elaboración de políticas públicas y en la exigibilidad de derechos. Para el logro de este objetivo, se ha implementado desde un enfoque basado en derechos y en la equidad de género, una intervención con tres ejes de actuación: fortalecimiento de capacidades, protección y diálogo social y político

Lógica de la intervención El objetivo específico del proyecto es: Reforzar el papel de las organizaciones defensoras de derechos humanos vinculadas a la defensa del derecho a la tierra y el territorio, en la elaboración de políticas públicas y en la exigibilidad de derechos.

 

Para el logro de dicho objetivo, se han definido los siguientes tres resultados:

 

R1. Fortalecidas las capacidades para la labor de defensa de los derechos humanos de la Red Nacional de defensores y defensoras campesinas.

R2. Reforzados los mecanismos de seguridad y protección de los y las defensoras de derechos humanos y de las organizaciones que los/as acompañan.

R3. Desarrollado un proceso de diálogo político y social en torno a una propuesta normativa garantista en el ejercicio del derecho a la tierra y el territorio.

Colectivo meta La población beneficiaria del proyecto incluye 60 defensores y defensoras de la tierra y el territorio provenientes de los departamentos de La Paz, Intibucá y Santa Bárbara, así como las 39 mujeres y 25 hombres miembros de las organizaciones COFADEH, CNTC, LVC y CODIMCA a nivel nacional, además de personal y dirigencia de procedencia urbana y rural que se beneficiarán de las medidas y mecanismos de seguridad con la finalidad de reducir su vulnerabilidad y del fortalecimiento de capacidades para la

incidencia política.

Duración de la

intervención

15 de enero de 2018 a 14 de abril de 2020.
Presupuesto El proyecto ha contado con un presupuesto de 439,025.22 € euros que corresponden a la subvención de La Agencia Española de Cooperación

Internacional para el Desarrollo (AECID)

Organizaciones implicadas El proyecto es implementado por:

 

•  Mundubat quien actúa como Entidad Solicitante de la acción, contribuye con su experiencia técnica de planificación, seguimiento, monitoreo y

evaluación, así como las alianzas estratégicas a nivel nacional e internacional.

· La Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC), creada en 1985, es una organización campesina, gremial y reivindicativa que lucha por la distribución justa de la tierra.

•    El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), es una organización de promoción y defensa de los derechos humanos, especializada en la incidencia política, el monitoreo, así como la asistencia legal a defensores/as criminalizados/as y víctimas de violaciones a los derechos humanos en el país.

 

El proyecto incluye otros socios bajo la modalidad de organizaciones beneficiarias como La Vía Campesina Honduras, El Consejo para el Desarrollo Integral de la Mujer Campesina (CODIMCA) y La regional de la CNTC en La Paz.

  • Actores implicados

 

ACTORES Actor y entidad Expectativas                           de

participación

Relevancia en el

proceso

Prioridad

(de 1 a 4)

Contrapartes Central Nacional de    Trabajadores del Campo Comité         de

Familiares de Desaparecidos de Honduras

Las dos entidades participarán en todo el proceso de evaluación (desde la definición de los TdR, pasando por la selección del equipo evaluación y coordinación de todo el proceso

evaluador)

Alta 4
Beneficiarios/as 60 defensores y defensoras

39 mujeres y 25 hombres miembros                           de COFADEH, CNTC, LVC y CODIMCA

Se espera de tengan un papel como informante principal              y prioritario.

Recibirán periódicamente información sobre el        proceso        de

evaluación

Alta 4
Agencias donantes AECID Participación en la definición de TdR y en el equipo seleccionado Intercambio                             de información                         con OTC

Receptores                           de

informe

Alta 4
Otras          partes interesadas La Vía Campesina Honduras Se integrará en todo el proceso de

evaluación al nivel

Alta 4

 

    de                      las

contrapartes

locales

   
Organizaciones sociales             en

Honduras        con acciones vinculadas a la intervención como:      CESPAD,

FIAN, OXFAM, etc.

Consulta              e información Media 3
Redes                de

defensores/as

Consulta              e

información

Media 3
Organizaciones Internacionales: Oficina              del

ACNUDH

Consulta              e información Media 2
Instituciones públicas hondureñas: CONADEH,

Subsecretaría     d DDHH, Ministerio

público, etc.

Consulta              e información Media 2
Decisores, técnicos              y gestores Miembros del Comité de gestión del Proyecto Formarán parte de la unidad gestora de la

evaluación

Alta 4
Entidad gestora Mundubat Responsabilidad última              del desarrollo de la

evaluación

Alta 4
 

 

Se establecerán do en terreno, como e

Unidad  gestora  d

 

 

s unidades para facilitar la implementación de la evaluación externa, tanto n la sede de Mundubat en Bilbao:

e la evaluación: será conformada por representantes de la Fundación

Mundubat y los soc

1) Comité de

 

 

ios locales. La Unidad operará a dos niveles:

Gestión en Honduras (Personal expatriado Mundubat y equipo técnico de las organizaciones socias: CNTC y COFADEH). Será este Comité que acompañará el proceso de evaluación final externa en terreno, de esta manera facilitar información para la rendición de cuentas, intercambiar información acerca las buenas prácticas así que aprendizajes y/o áreas de mejora para tomar en cuenta para futuros procesos de intervención y encargada de validar y supervisar la calidad del proceso. También encargada de asegurar la participación de la población beneficiaria en todo el proceso de evaluación, y facilitar la coordinación entre todos los actores involucrados en el proceso de evaluación.

 

2) Unidad de Gestión en Sede: (departamento de DDHH de Mundubat en Bilbao). La Unidad en Sede se encargará de validar y supervisar la calidad del proceso, de la elaboración de los TdR, de la contratación del equipo evaluador, así como la publicación y difusión de resultados especialmente entre las organizaciones y entidades de su grupo de interés.

Comité de seguimiento de la evaluación: será conformada por representantes de la Fundación Mundubat y los socios locales. De igual manera, el Comité operará a dos niveles:

  • Coordinaciones de las organizaciones socias, persona expatriada de Mundubat en Terreno, y se invita a la persona responsable de proyectos de la Oficina Técnica de Cooperación de AECID en Honduras: Supervisar los documentos e informes que se vayan generando para enriquecerlos con sus aportaciones y asegurar que se da respuesta a sus intereses y demandas de información sobre la intervención. Asegurar la participación y la devolución de la evaluación con la población beneficiaria del
  • Departamento de DDHH de Mundubat en Sede: Supervisar los documentos e informes que se vayan generando para enriquecerlos con sus aportaciones y asegurar que se da respuesta a sus intereses y demandas de información sobre la intervención. Compartir resultados de la evaluación a nivel institucional e incluir sus insumos en los procesos de evaluación interna de la organización. La Unidad Gestora y el Comité de Seguimiento llevaran a cabo reuniones quincenales para facilitar la coordinación entre ambos entes. El Comité de seguimiento en Mundubat Sede, será responsable de la aprobación y publicación del documento final presentado por el equipo
  1. Alcance de la evaluación.

La evaluación estará marcada por las siguientes dimensiones de estudio:

Dimensión institucional y reglamentaria: Será fundamental la incorporación en la dimensión institucional de la evaluación, el derecho internacional de los derechos humanos, específicamente en aquellos ámbitos vinculados con el derecho a la defensa de derechos y el derecho a la tierra. Igualmente, se requiere la consideración de la normativa nacional y de la arquitectura institucional hondureña en materia de protección, promoción y defensa de los derechos humanos, específicamente de la protección a defensores y defensoras de derechos humanos. Igualmente, se incorporará la institucionalidad y la normativa relativa al uso y tenencia de la tierra en Honduras. Es fundamental, asimismo, la incorporación del marco normativo de referencia para los proyectos de cooperación al desarrollo de la AECID, incluido el V Plan Director de la Cooperación Española

Dimensión sectorial: La intervención a evaluar se enmarca en el sector de DDHH, específicamente en la protección a defensores y defensoras de derechos humanos.

Dimensión geográfica: La evaluación cubrirá toda la zona de intervención del proyecto, que tiene un enfoque nacional con acciones específicas en los Departamentos de Santa Bárbara, Intibucá y La Paz.

Dimensión temporal: Se evaluará todo el plazo de ejecución de la intervención, del 15/01/2018 al 14/04/2020

La evaluación incorporará tanto elementos vinculados con el diseño de la intervención, como procesos de ejecución y resultados

  1. Criterios y preguntas de evaluación

La evaluación utilizará los criterios de valoración propuestos por el CAD, pertinencia, eficiencia, eficacia, impacto y sostenibilidad, adaptados a un enfoque basado en género y derechos humanos. Estos criterios en combinación con los objetivos de la evaluación, orientan la generación de las preguntas de evaluación:

 

Criterio Definición Objetivo de evaluación
Pertinencia y coherencia La pertinencia trata de averiguar si el proyecto es congruente con las necesidades y las prioridades locales. La evaluación deberá proporcionar una valoración sobre la adecuación al contexto de las actividades, los resultados y los objetivos planteados, juzgando de manera objetiva su correspondencia con la realidad del mismo y las necesidades observadas. El análisis deberá incluir una valoración de la calidad de los diagnósticos realizados, la participación de la socia local y actores relevantes y las dificultades internas atravesadas. Asimismo, se ha de tener en cuenta los diferentes problemas y necesidades de hombres y mujeres. El análisis de la pertinencia deberá incluir una valoración sobre el criterio complementario de coherencia, incidiendo en el diseño de la

intervención.

Eficiencia Hace referencia al estudio y valoración de los resultados alcanzados en comparación con los recursos empleados. Se deberá valorar el grado de adecuación entre las actividades y el alcance de los resultados obtenidos, considerando los beneficios alcanzados por hombres y por mujeres. Se deberá proporcionar una valoración objetiva de la intervención en función a los plazos establecidos, los recursos disponibles y la

estructura propuesta.

Eficacia Medir y valorar el grado de consecución de los objetivos inicialmente previstos, es decir, juzgar la intervención en función

de su orientación a resultados.

Valorar la medida en que los objetivos y resultados del Proyecto se cumplieron.
Impactos Identificar los efectos generados por la intervención, positivos o negativos,      esperados      o                       no, directos e indirectos, colaterales e inducidos. El análisis de los impactos      se      centra     en                           la determinación de los efectos

netos atribuibles a la actuación.

Identificar los posibles impactos que el proyecto puede crear en el mediano plazo y los factores que pueden incidir en su desarrollo.
Viabilidad / sostenibilidad El enjuiciamiento de la viabilidad se centra en la valoración de la continuidad en el tiempo de los efectos positivos generados con la intervención una vez retirada la ayuda. Se deberá valorar de manera especial el enfoque y atención que las organizaciones prestan a las líneas transversales de sostenibilidad y promoción de la participación de la población beneficiaria (especialmente las mujeres) en la intervención. Para ello se deberá realizar un juicio de los potenciales efectos positivos y negativos generados por la intervención y su continuidad en el tiempo. Se valorará el alcance de los logros obtenidos en materia de igualdad de género que serán

mantenidos después del período de financiación.

 

    Dentro de la valoración de este criterio se deberá prestar atención a los criterios complementarios de Apropiación, y Participación de la población beneficiaria participante.

Se valorará en qué medida la intervención puede continuar tras concluida la financiación externa y dado el contexto sociopolítico en el que se sitúa.

El equipo o persona que realice la evaluación debe ser capaz de brindar información clara, concisa y fundamentada que dé respuesta, al menos, a las siguientes preguntas:

 

Criterio Pregunta
Pertinencia.

¿El diseño del proyecto responde al contexto en el que se ha ejecutado?

–   ¿Se corresponde la intervención con las prioridades y necesidades de la población beneficiaria?

 

–   ¿Se han tenido en cuenta las necesidades prácticas de en relación a la protección integral, los derechos humanos, y las necesidades estratégicas?

 

–  ¿El proyecto logro incidir en la toma de conciencia de mujeres y hombres defensores sobre sus intereses estratégicos de derechos humanos y protección, así como en su organización y movilización en torno a ellos?

 

– ¿Los problemas identificados se corresponden con la realidad de las mujeres y hombres defensores, las prioridades se corresponden con los objetivos propuestos y los plazos establecidos en el proyecto?

 

–    ¿Se logró incidir sobre los factores del contexto que limitaban a la aprobación/implementación de medidas garantistas (como un Protocolo de Desalojos Forzosos con enfoque de derechos y perspectiva de género)?

 

–  ¿Qué análisis hizo el proyecto sobre las relaciones de género que se daban en el contexto especifico donde se iba a ejecutar el proyecto? ¿Se ha identificado una estrategia dentro del proyecto para impulsar la igualdad de género?

 

–  ¿Los tiempos previstos en el proyecto fueron los adecuados?

 

–   ¿Supone la lógica interna del proyecto la mejor forma de abordar los problemas identificados por la población participantes desde la perspectiva de los derechos humanos y género?

Eficiencia

¿El Proyecto ha sido gestionado adecuadamente?

 

–  ¿Fue factible alcanzar el cumplimiento de los resultados con el tiempo, los recursos humanos y el presupuesto definidos?

 

–  ¿Ha sido eficiente la transformación de recursos en resultados?

 

  –  ¿Fue suficiente las coordinaciones entre las socias locales y Mundubat? ¿Los mecanismos de coordinación establecidos? ¿Se cumplieron?

 

– ¿Cómo afecto la coordinación o descoordinación para alcanzar los resultados del proyecto?

 

–   ¿Los mecanismos establecidos de comunicación entre socias y socias – Mundubat fueron adecuados para la intervención? ¿Cómo se podría mejorar?

 

–  ¿Los recursos utilizados incluyeron la perspectiva de derechos humanos y género (recurso humano, presupuestos)?

 

–  ¿Se ha tenido en cuenta el desigual acceso a recursos por parte de mujeres y mismos? ¿Y el desigual control sobre los mismos?

 

–    Los mecanismos establecidos a lo interno de cada coordinación ¿Se utilizaron? ¿Funcionaron?

Eficacia.

¿Se han cumplido los objetivos para los que fue diseñado este

Proyecto?

–  ¿Se han alcanzado los resultados previstos?

 

–  ¿Se han logrado otros efectos no previstos?

 

–  ¿Resulto factible la consecución de los resultados y objetivos programados?

 

–  ¿Se han puesto en marcha mecanismos para beneficiar a los colectivos más

  vulnerables? ¿Cómo podrían ser mejorados?
  – ¿Se han puesto en marcha estrategias para el empoderamiento de las
  mujeres?
  – ¿Qué mecanismos se definieron para la promoción de la participación de los
  hombres y las mujeres en cada línea de intervención? ¿Cómo podrían ser
  mejorados?
  – ¿Fueron adecuados los procesos de seguimiento interno durante la intervención?
  – ¿El proyecto ha contribuido a mejorar la situación de vulnerabilidad de la población beneficiaria?
Sostenibilidad

¿Los resultados pueden mantenerse en el tiempo?

–   ¿Se pueden sostener los resultados en la población tras concluido el Proyecto?

–  ¿Cómo afecto el contexto social y político al proyecto?

 

–   ¿Influencia del proyecto sobre la capacidad institucional de las socias

  involucradas? ¿Cómo podrían ser mejorados?
  – ¿Se han puesto en marcha mecanismos para beneficiar a los colectivos más
  vulnerables? ¿Cómo podrían ser mejorados?

 

  –  ¿Qué evidencia hay de que las diferentes acciones llevadas a cabo desde el proyecto son sostenibles?

 

–  ¿Qué mecanismos se han puesto en marcha en cada línea de intervención para asegurar la sostenibilidad? ¿Cómo podrían ser mejorados?

 

–   ¿Qué mecanismos se han puesto en marcha para la promoción de la participación de las mujeres en cada línea de intervención? ¿Cómo podrían ser mejorados?

 

– ¿Se ha valorado el diferente grado de poder de mujeres y hombres en la toma de decisiones? ¿Se ha impulsado la participación equitativa en los diferentes espacios promovidos por el proyecto?

 

–   ¿Se considera pertinente seguir trabajando los temas de protección y derechos humanos con las socias y/o la población beneficiaria? ¿En qué modalidad y respondiendo a cuáles necesidades específicas?

Impacto – ¿Existen políticas o estrategias que entren en contradicción con el proyecto?

 

–  ¿Se corresponden los problemas identificados con los objetivos planteados?

 

–  ¿Se ha definido correctamente la estructura de objetivos y resultados de la intervención?

 

– ¿Son adecuadas las actividades que se programaron para lograr los objetivos de la intervención?

 

–  ¿Complementa la intervención a otras estrategias o proyectos aplicados en el mismo territorio, sector y población objetivo?

 

–    ¿Se aprovecharon las posibles sinergias entre estos proyectos y la intervención?

 

–    La estructura de los resultados y actividades, así como los medios presupuestados (incluyendo la estructura de recursos humanos), ¿Fueron adecuados para lograr los objetivos contemplados?

 

–  ¿El nivel y tipo de las relaciones establecidas entre las socias y el resto de los actores presentes en la zona fue adecuado en relación a los objetivos del proyecto? ¿En qué medida el grado de implicación de los actores locales contribuyó al impacto de desarrollo de la intervención?

 

–  ¿En qué medida la colaboración institucional y los mecanismos de gestión articulados contribuyeron para alcanzar los resultados de la intervención?

 

–   ¿En qué medida el proyecto contribuyó a la construcción de políticas internas?

 

 

  – ¿Los procesos de comunicación interna y externa hacia el resto de los actores fueron adecuado para la intervención?

 

–  ¿Cuál es el grado de aceptación de la población beneficiaria con relación a las acciones y metodologías implementadas en las diferentes líneas de intervención?

Las respuestas a estas preguntas deben ir en todo caso acompañadas de argumentaciones en cada uno de los niveles de análisis.

  1. Metodología y plan de trabajo

Propuesta metodológica

El equipo evaluador propondrá un modelo metodológico adecuado con las preguntas de evaluación. Se requiere la utilización de un método que utilice datos cualitativos y cuantitativos. Se pondrá en valor la utilización de datos múltiples que permitan la triangulación, es decir, utilizar dos o más fuentes de información o análisis para verificar y justificar una valoración. Es importante resaltar que la metodología debe incluir el enfoque de género y derechos humanos, así como herramientas que faciliten la participación de todos los colectivos meta, sobre todo de los de difícil acceso.

A modo orientativo, Mundubat aconseja el uso de las siguientes técnicas:

  • revisión documental,
  • encuesta / cuestionarios,
  • grupos focales,
  • entrevistas semiestructuradas,
  • estudio de

El equipo o persona responsable de la evaluación debe proponer el tipo de metodología que mejor se adecúa con las preguntas de evaluación.

El equipo evaluador deberá indicar las necesidades de información en función a su fuente:

  • Fuentes secundarias: documentos programáticos, herramientas de planificación, informes de línea de base, informes de ejecución, estudios,
  • Fuentes primarias: a partir de la identificación de los actores implicados (punto 3).

Plan de trabajo

 La persona o equipo evaluador elaborará una propuesta de plan de trabajo junto a un cronograma. El tiempo para el desarrollo de la evaluación no puede superar los 4 meses desde la firma del contrato hasta la entrega del informe final (aprobado).

A modo orientativo, se propone el siguiente plan de acción:

  1. Definición detallada del proceso de evaluación:
    • Revisión de metodología, herramientas y técnicas
  • Revisión de cronograma, plazos de entrega y consenso sobre los productos a entregar.
  • Revisión y profundización en las preguntas a las que responderá la evaluación en cada línea de intervención.
  • Revisión del proceso de devolución de los resultados de la evaluación.

 

  1. Trabajo de gabinete:
    • Revisión documental.
    • Elaboración final de herramientas de recogida de información.
    • Preparación de cronograma detallado de la evaluación.
    • Presentación de propuesta

 

  1. Trabajo en campo:
    • Recogida de información (según herramientas descritas) a los diferentes grupos de interés.
    • Reuniones de devolución de resultados preliminares de informe sobre trabajo de campo.

 

  1. Elaboración de informe de evaluación:
    • Redacción de informe preliminar de evaluación.
    • Discusión del informe preliminar con diferentes actores participantes (Unidad de Gestión y Comité de Seguimiento)
    • Aprobación de informe

 

  1. Devolución de hallazgos (con socias locales, población beneficiaria y otras partes interesadas).

Productos

Los productos que se esperan de esta evaluación son:

  • Un informe de evaluación. En castellano. No superior a 50 folios5 (no incluidos anexos).
  • Un resumen de la evaluación. En castellano. No superior a 8 folios. De uso público.
  • Una ficha-resumen de la evaluación siguiendo el formato establecido por el CAD de la OCDE
  • Una presentación en formato ppt o similar con los resultados de la evaluación.
  • Una nota de prensa, para comunicar sobre los resultados de la evaluación. No superior a 1
  1. Documentos y fuentes de información

 

A continuación, los documentos y fuentes de información a los que tendrá acceso el equipo evaluador:

 

Documento Principales contenidos Localización

Documento

Documento de formulación de la

intervención

Formulario, presupuesto y MML

aprobado

Digital – Equipo de

Gestión Honduras

 

5 1 folio = 500 palabras

 

Estudios de diagnóstico, viabilidad y Líneas de Base relacionados con la

intervención

Estudio de línea de base Digital – Equipo de Gestión Honduras
Normativa Reguladora Planes Operativos Anuales Informes de seguimiento (incluidas fuentes de verificación) Normativas, bases reguladoras, informes entregados a AECID con fuentes de verificación (memoria fotográfica, listados,

memorias, productos etc.).

Digital – Equipo de Gestión Honduras
Estudios sobre el sector/región Contexto, situación de vulnerabilidad defensores/as de la tierra y el territorio, informes publicados por parte del

proyecto

Digital – Equipo de Gestión Honduras
Documentos de planificación y seguimiento POA, Planificación financiera,

actas de las reuniones de seguimiento

Digital – Equipo de Gestión Honduras
Justificación financiera listados, facturas, comprobantes de pago, programa de gestión financiera (PGF), estados de cuentas

bancarias.

Digital y física – Equipo de Gestión Honduras
  1. Estructura y presentación del informe de evaluación

El equipo evaluador establecerá la siguiente estructura para la presentación del Informe Final de la Evaluación que recoja de forma sucinta el contenido de los procesos seguidos para la recogida de información, el análisis de la misma y la extracción de conclusiones y recomendaciones.

Las conclusiones y recomendaciones deberán estar priorizadas, junto con un análisis de su viabilidad, y deben distinguirse en los niveles estratégico, directivo y operativo.

Adicionalmente podrán plantearse afirmaciones, conclusiones, lecciones aprendidas y recomendaciones con carácter general, en lo referente fundamentalmente a mecanismos de coordinación y complementariedad.

A modo de propuesta, el Informe Final de Evaluación deberá contener los siguientes apartados:

  1. Resumen Ejecutivo

 

  1. Antecedentes, objetivos y enfoque metodológico
  • Antecedentes
  • Objetivos de la evaluación
  • Enfoque metodológico empleado
  • Contexto de la evaluación
  • Condicionantes y límites de la evaluación
  1. Descripción del Proyecto
  • Modelo y mecanismos de ejecución
  • Coordinación y participación de las socias involucradas
  • Mecanismos de seguimiento
  1. Análisis de criterios de evaluación
  • Pertinencia
  • Eficacia
  • Eficiencia
  • Viabilidad
  • Otros
  • Tabla sintética de valoración
  1. Conclusiones, lecciones aprendidas y recomendaciones
  • Conclusiones generales
  • Conclusiones por componentes
  • Lecciones aprendidas

4.4 Recomendaciones generales

  1. Anexos
  • Términos de Referencia de la evaluación
  • Bibliografía y documentación consultada
  • Agenda de trabajo en terreno
  • Información y documentación generada en las visitas de terreno
  • Presentación del resumen ejecutivo

El equipo evaluador entregará a la entidad ejecutora de la subvención el informe final de evaluación, una vez haya sido discutido el borrador por todas las partes. La entidad entregará a la AECID, vía Departamento de ONGD, en caso de convenios y proyectos, o vía Unidad gestora de la subvención, en caso de acciones, una copia del informe en papel y otra en formato electrónico

  1. Equipo evaluador

Se busca la contratación del servicio de evaluación a una empresa o un equipo de personas expertas que cumplan los siguientes requisitos:

  • Formación académica: licenciatura superior con estudios complementarios en cooperación al desarrollo y en evaluación de proyectos/proyectos de cooperación. Formación académica relacionada con Derechos
  • Experiencia teórica y práctica sobre la protección a Defensores/as de Derechos
  • Experiencia de trabajo en el ámbito del fortalecimiento
  • Experiencia previa demostrable de al menos 5 años en estudios relacionados con la temática objeto de la evaluación.
  • Experiencia en aplicación de la perspectiva de derechos humanos y género
  • Las personas o consultoras deberán señalar la composición del equipo evaluador, y las funciones que desempeñará cada una de las personas participantes en el
  • Se deberá nombrar a un/a coordinador/a del equipo, en quien recaerá la responsabilidad final del trabajo y la función de contacto con la Unidad gestora de la evaluación.
  • El equipo evaluador tiene que garantizar su independencia de la intervención evaluada, no estando vinculado con su gestión o con cualquier elemento que la compone. Así mismo no deberá de haber trabajado para la entidad ejecutora de la subvención o para sus socios locales al menos durante el periodo de identificación y ejecución de la intervención a evaluación.
  • Se deberá a su vez explicitar dentro de la propuesta de manera específica las herramientas metodológicas que se desarrollará para valorar la perspectiva de género en el
  • Igualmente, deberá explicitarse la metodología de abordaje para la evaluación el componente de procesos de educación para transformación social e incidencia política que se ha desarrollado en el marco del Proyecto
  • Se acudirá con preferencia a los profesionales, empresas y particulares
  • Conocimiento demostrable del contexto y/o experiencia en Honduras
  1. Premisas de la evaluación, autoría y publicación

A continuación, las premisas básicas de comportamiento ético y profesional de parte del equipo evaluador, así como las de la evaluación, autoría y publicación de la evaluación:

Anonimato y confidencialidad. La evaluación debe respetar el derecho de las personas a proporcionar información asegurando su anonimato y confidencialidad.

Responsabilidad. Cualquier desacuerdo o diferencia de opinión que pudiera surgir entre los miembros del equipo o entre éstos y los responsables de la intervención, en relación con las conclusiones y/o recomendaciones, debe ser mencionada en el informe. Cualquier afirmación debe ser sostenida por el equipo o dejar constancia del desacuerdo sobre ella.

Integridad. Los evaluadores tendrán la responsabilidad de poner de manifiesto cuestiones no mencionadas específicamente en los TdR, si ello fuera necesario para obtener un análisis más completo de la intervención.

Independencia. El equipo evaluador deberá garantizar su independencia de la intervención evaluada, no estando vinculado con su gestión o con cualquier elemento que la compone.

Convalidación de la información. Corresponde al equipo evaluador garantizar la veracidad de la información recopilada para la elaboración de los informes, y en última instancia será responsable de la información presentada en el Informe de evaluación.

Incidencias. En el supuesto de la aparición de problemas durante la realización del trabajo de campo o en cualquier otra fase de la evaluación, éstos deberán ser comunicados inmediatamente a la entidad ejecutora de la subvención y ésta, si lo considera necesario se lo comunicará a la AECID. De no ser así, la existencia de dichos problemas en ningún caso podrá ser utilizada para justificar la no obtención de los resultados establecidos por la entidad en los presentes TdR.

Derechos de autor y divulgación. Se aclara que todo derecho de autor recae en la entidad contratante de la evaluación. La divulgación de la información recopilada y del Informe final es prerrogativa de la entidad ejecutora de la subvención y contratante de la evaluación. Sin embargo, la AECID se reserva el derecho de reproducir, distribuir o comunicar públicamente el informe de evaluación sin necesidad de acuerdo previo con dicha entidad, cuando así lo requiera el correcto desarrollo de procedimientos administrativos y lo hará con previa autorización de la misma, cuando se requiera por otro tipo de motivos.

Régimen sancionador. En caso de retraso en la entrega de los informes o en el supuesto en que la calidad de los informes entregados sea manifiestamente inferior a lo pactado, serán aplicables las penalizaciones y arbitrajes establecidos por la entidad contratante conforme al contrato privado establecido con el equipo evaluador.

  1. Plazos para la realización de la evaluación

La evaluación deberá realizarse entre el 13 de marzo de 2020 y el 14 de julio de 2020 (4 meses). Se ha previsto el siguiente calendario orientativo de entrega de productos:

Productos Fecha orientativa de entrega
Borrador informe de evaluación 19 de junio
Resumen de la evaluación. 7 de julio
Una presentación en formato ppt o similar

con los resultados de la evaluación.

7 de julio
Una nota de prensa, para comunicar sobre los resultados de la evaluación. No superior a 1

folio.

7 de julio
Informe definitivo 14 de julio
Una      ficha-resumen      de      la             evaluación siguiendo el formato establecido por el CAD

de la OCDE

14 de julio

El presupuesto máximo disponible para la evaluación es de 12.000 euros (impuestos y retenciones incluidos a los que por ley haya lugar). Este monto incluirá todos los gastos que se puedan derivar del desarrollo de la evaluación (movilización a terreno, trabajo de campo, materiales producto de evaluación, personal de apoyo, etc.). En caso de realizarse contratos fuera del ámbito territorial del Estado Español, la persona o equipo consultor asume las responsabilidades fiscales del país donde se realice el contrato.

La forma de pago será:

  • El 40% del total a la firma del contrato – 13 de marzo de 2020
  • El 30% a la presentación de las valoraciones preliminares. – 19 de junio de 2020
  • El 30% restante tras la aprobación del informe final de evaluación y a la entrega a satisfacción del documento final de evaluación y respectiva realización de jornada de presentación de resultados a los 4 meses de la finalización del contrato – 14 de julio de 20206

Mundubat facilitará al equipo consultor la agenda de contactos y las fuentes secundarias de información.

Los desplazamientos requeridos para recoger la información en terreno correrán por cuenta del equipo evaluador. Los posibles apoyos para desplazamientos y acompañamiento en terreno dependerán de las agendas propias de las socias locales.

El equipo evaluador tendrá la responsabilidad de poner de manifiesto cuestiones no mencionadas específicamente en los TdR, si ello fuera necesario para obtener un análisis más completo de la intervención.

La AECID llevará a cabo una revisión de estos TdR con posterioridad a la presentación de su propuesta. Dicha revisión puede introducir cambios en los TdR que guiarán la evaluación.

  1. Presentación de la oferta técnica y económica y criterios de valoración

La propuesta deberá presentarse electrónicamente antes del día 09/12/2019 a la dirección de correo electrónico: malonso@mundubat.org, indicando en el asunto Ref. EVALUACIÓN PROYECTO DDHH HONDURAS.

Para resolver dudas pueden ponerse en contacto el correo electrónico descrito anteriormente. A continuación, se establecen las características que debe tener la propuesta técnica:

  1. Portada donde se indique: Nombre de la empresa o equipo evaluador o expertas‐os

individuales, título de la evaluación y datos de contacto.

  1. Propuesta técnica (NO SUPERIOR A 10 FOLIOS), que incluya:
    • Metodologías elegidas para la evaluación (incluida comunicación de resultados).
    • Propuesta preliminar de fuentes de información (documentales, informantes claves, expertos/tas, beneficiarios/as )
    • Propuesta de matriz de evaluación.

o   Cronograma

  • Presentación de la persona o equipo evaluador (incluyendo sus funciones).
  1. Propuesta económica (desglose presupuestario)
  2. CV de la persona o empresa (en su caso) y/o de las personas integrantes del equipo evaluador

Se valorará en general la capacidad de síntesis de los documentos que se adjunten a las candidaturas.

6 Las fechas pueden variar ligeramente

Las propuestas que se presenten serán valoradas en función de la siguiente tabla:

Criterio Valor

Criterio

Factores Valor

factores

 

 

 

Experiencia profesional y perfil académico del equipo evaluador

 

 

 

 

30

Experiencia en evaluación de proyectos de cooperación

al desarrollo

5
Experiencia en evaluación de proyectos de Derechos

Humanos

5
Experiencia en evaluación de proyectos de protección

integral a defensoras/es de Derechos Humanos

5
Experiencia en trabajo (evaluación y/o ejecución) en

Honduras y Centroamérica

5
Experiencia en ejecución de proyectos de cooperación

al desarrollo

5
Formación en Derechos Humanos 5
 

 

Calidad y valor técnico de la propuesta

 

 

 

60

Valor añadido a los objetivos de la evaluación propuesta

por Mundubat

20
Metodología de evaluación propuesta a partir de la

sugerida por Mundubat

20
Valor añadido a los resultados de la evaluación propuesta por Mundubat, específicamente en cuanto a

la perspectiva de derechos humanos y género

 

20

Oferta económica 10 Relación calidad-precio 10

 

La propuesta deberá presentarse electrónicamente antes del día 09/12/2019 a la dirección de correo electrónico: malonso@mundubat.org, indicando en el asunto Ref. EVALUACIÓN PROYECTO DDHH HONDURAS.

Esta web es colaborativa. La Coordinadora de ONGD-España no se hace responsable de las ofertas publicadas por las ONG socias de la red.