• Organiza: mundubat
  • Fecha límite de presentación de candidaturas: 25/10/2019
  • Tipo de contrato: Consultoría
  • Referencia: Investigación sobre la experiencia de organización y asociación de mujeres campesinas
  • Dónde: El Salvador
TÉRMINOS DE REFERENCIA
INVESTIGACIÓN SOBRE LA EXPERIENCIA DE ORGANIZACIÓN Y ASOCIACIÓN DE MUJERES CAMPESINAS
1. INTRODUCCIÓN
El consorcio de entidades formado por la Fundación Mundubat y la Associació Catalana d’Enginyeria Sense Fronteres (ESF), en colaboración con la Confederación de Mujeres del Mundo Rural (CERES), convoca, a través de estos Términos de Referencia, un proceso para la selección de una oferta de consultoría dirigida a la realización de una investigación sobre experiencia de organización y asociación de mujeres campesinas.
El consorcio de entidades convoca esta oferta de consultoría en el marco del convenio ejecutado de manera conjunta y que lleva por título “Fortalecimiento de las capacidades de las mujeres campesinas para la exigibilidad del ejercicio pleno y la promoción de los derechos humanos en El Salvador”, aprobado en la convocatoria de Convenios de 2018 por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).
La Fundación Mundubat actúa en este caso como entidad responsable de la contratación de la acción descrita y, por lo tanto, como entidad responsable en nombre del consorcio frente a la persona adjudicataria.
Este proceso de Investigación Acción Participativa (IAP) se inserta en el componente de Educación para el Desarrollo del Convenio “Fortalecimiento de las capacidades de las mujeres campesinas para la exigibilidad del ejercicio pleno y la promoción de los derechos humanos en El Salvador” (18-CO1-1255), que la Fundación Mundubat, en consorcio con ESF y las organizaciones socias locales (Asociación Nacional de Trabajadores Agropecuarios, ANTA; Federación de Cooperativas de la Reforma Agraria Región Central, FECORACEN; Asociación Movimiento de mujeres Mélida Anaya Montes, Las Mélidas), ejecutan en El Salvador, con el apoyo de la AECID.
El componente de Educación para el Desarrollo del Convenio tiene como objetivo general contribuir al fortalecimiento de las dinámicas sociales y organizacionales en la defensa y el ejercicio de los derechos económicos, sociales, culturales y medioambientales de las mujeres rurales del Norte y del Sur desde una perspectiva feminista. Para ello, se dirigen las acciones hacia dos distintos ámbitos de intervención, uno de los cuales se focaliza en fomentar la movilización social y generar conciencia crítica sobre la agenda de las mujeres rurales basada en los principios del feminismo campesino popular, la economía feminista y las diversas Identidades Feministas, a través de la consolidación de alianzas Norte-Sur.
El enfoque del componente de EpD pretende ser integrador de manera que permita visualizar las luchas de los colectivos de mujeres rurales, tanto en el norte como en el sur global, para aportar mayores conocimientos y prácticas que permitan entender la trascendencia de los impactos del sistema patriarcal sobre la vida de las mujeres, y en especial, de las mujeres rurales organizadas o que viven en zonas rurales.
Para el logro del objetivo de este componente, nos planteamos dos resultados, de los cuales el segundo ofrece el marco para el desarrollo de la investigación: se han generado espacios de debate e involucrado a las instituciones públicas en favor de las demandas de las mujeres rurales a partir de las diferentes diversidades feministas de Norte y Sur. Y en este marco, se plantea la siguiente actividad: elaboración de la investigación sobre mujeres rurales, participación y asociacionismo que incluya un análisis de género de la Política agraria común (PAC) y Planes de desarrollo Rural ( PDR), donde se que recogen propuestas para el plan de incidencia con el movimiento de mujeres campesino internacional (gestionar espacios de poder y participación real), con organizaciones feministas (buscar alianzas, tender puentes, aunar fuerzas) y con la Sociedad Civil en general (sensibilizar, informar, construir canales de comunicación).
A partir de estos antecedentes, se plantea el presente trabajo de investigación, que consta de dos partes: una primera, a través de un proceso de Investigación Acción Participativa (IAP), tratará de aportar luces sobre la experiencia de organización y asociación de mujeres campesinas, identificando oportunidades y obstáculos. Base que servirá para construir colectivamente estrategias de acción colectiva que puedan transformar y mejorar los ámbitos de la vida de las mujeres protagonistas que se relacionan con este tipo de experiencias; una segunda parte, analizará, en clave de género, algunas de las principales políticas públicas que influyen en la participación de las mujeres en la vida política y económica del campo en el Estado español.
1.1. Justificación del proceso de investigación
A pesar de que resulte difícil hablar de mujeres campesinas, agricultoras o ganaderas de forma general, debido a que se trata de un grupo social muy heterogéneo, sí resulta fácil afirmar que, de manera generalizada, se encuentran discriminadas e invisibilizadas. Hecho que se relaciona con múltiples factores sociales, políticos, económicos y culturales que se interrelacionan entre sí dando como resultado una profunda injusticia social. Los datos avalan esta afirmación:
  • A nivel estatal, según el Banco Mundial, en 2014, el 21% de la población vivía en el medio rural, ocupando el 90% del territorio del Estado. Es decir, unos 9 millones de personas. De ese porcentaje, a su vez, el 48% somos mujeres, o sea, unos 4,5 millones. Según la Encuesta de Explotaciones Agrarias de 2016, disminuye el porcentaje, agudizando el fenómeno de la despoblación rural y convirtiéndolo en una preocupación a nivel político y ciudadano, tal y como reflejan los barómetros del CIS de febrero y abril de
  • En el año 2014, los sindicatos agrarios consideraban que unas 200.000 mujeres se dedicaban a la agricultura y la ganadería. En la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2018, 320 mujeres aparecen como ocupadas en el sector agrícola ganadero frente a 568.760 hombres ocupados en ese mismo sector.
  • Según la Encuesta de Estructura de las Explotaciones Agrarias de 2016, había 467 mujeres titulares de sus explotaciones agrarias (un 32,4% del total) frente a 595.170 titulares hombres. Respecto a titularidad compartida, en 2018 y el primer trimestre de 2019, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha hecho un esfuerzo importante de divulgación, formación y extensión de las posibilidades de esta figura. En este momento son 546 las explotaciones de titularidad compartida, muy lejos de la cifra con la que se especulaba a fecha de la aprobación de la Ley (2011): unas 200.000 las mujeres beneficiarias.
  • En relación a la PAC, según datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), en el año 2017, fueron 214 las mujeres perceptoras de las ayudas directas de la PAC en el Estado español y 426.705 hombres perceptores de esas mismas ayudas, y 50.125 mujeres recibieron ayudas del II Pilar de desarrollo rural, frente a 102.601 hombres.
Todo ello tiene que ver, como decíamos, con una complejidad de factores originados en el sistema patriarcal que estructura nuestras sociedades, y en la división sexual del trabajo. Así, la falta de profesionalización de las mujeres que se dedican a la agricultura o la ganadería, el escaso reconocimiento social y económico de sus múltiples y simultáneos trabajos, relacionados con los cuidados y con las actividades productivas y organizativas, y la masculinización de las organizaciones y de las instituciones que regulan la actividad agraria, hacen que se produzca y reproduzca la situación de desigualdad efectiva en el disfrute de sus derechos a la que se enfrentan las mujeres en el campo.
Por ello, se hace necesario visibilizar esta realidad y comprender sus causas y efectos, para poder transformarla hacia una situación diferente, de justicia e igualdad. Por eso, nos proponemos ahondar en la experiencia de organización y asociación vivida por las mujeres, y profundizar, por una parte, en las formas en que las mujeres se relacionan y socializan en el tejido asociativo agrario y, por otra del marco normativo que influye en dicha experiencia, para impulsar cambios de posicionamiento hacia los puestos de liderazgo y participación activa.
1.2. Conceptualización del proceso de investigación
La primera parte de esta investigación se sitúa dentro del concepto de IAP, que se define como un método de investigación y aprendizaje colectivo de la realidad, basado en un análisis crítico con la participación activa de los grupos implicados, que se orienta a estimular la práctica transformadora y el cambio social (Diccionario de Acción Humanitariay Cooperación al Desarrollo, Hegoa). Se busca usar esta herramienta para ahondar en la experiencia de organización y asociación de las mujeres campesinas.
Bajo esta perspectiva, la IAP combina dos procesos: el de conocer y el de actuar, implicando en ambos a las personas cuya realidad se aborda, proporcionándoles un método para analizarla y comprenderla mejor, a la vez que se construyen colectivamente planes de acción orientados a transformarla y mejorarla. Es un proceso que combina la teoría y la praxis, y que posibilita el aprendizaje, la toma de conciencia crítica de la población sobre su realidad, su empoderamiento, el refuerzo y ampliación de sus redes sociales, su movilización colectiva y su acción transformadora.
En esta propuesta, cada componente de la IAP se entiende de la siguiente manera:
  1. La investigación consistirá en un procedimiento reflexivo, sistemático, controlado y crítico que tendrá por finalidad estudiar la experiencia de organización y asociacionismo de las mujeres campesinas implicadas, analizando críticamente su participación social, organizativa y política.
  2. La acción es la finalidad práctica última de la investigación, buscándose en este caso la transformación de la realidad vivida por las mujeres protagonistas, impulsando sus procesos de empoderamiento individual y colectivo. Asimismo, la acción representa una fuente de conocimiento, al tiempo que la propia realización del estudio es en sí una forma de intervención en la realidad sobre la que se está
  3. La participación significa que en el proceso están involucradas, tanto las mujeres protagonistas, como el equipo investigador, siendo las primeras sujetas activas del proceso, contribuyendo a conocer y transformar su propia realidad y rompiendo con la tradicional posición de objetos de investigación.
La segunda parte, relacionada con el marco normativo que tiene influencia en la experiencia de organización y asociacionismo de las mujeres que protagonizan este proceso, pretende analizar, desde una perspectiva de género, algunas políticas públicas (principalmente la Política Agraria Común, PAC, y los Programas de Desarrollo Rural, PDR) y determinar los efectos que estas tienen sobre sus oportunidades organización y de participación social y política.
1.3. Planteamiento teórico y objetivos del proceso de investigación
El proceso de investigación parte de las presentes hipótesis:
  • A pesar del incremento de la participación de las mujeres en organizaciones agrarias en los últimos años, todavía persisten barreras que limitan su implicación y dinamismo en igualdad de condiciones que los
  • El marco normativo que regula el ámbito rural en el Estado español no presta suficiente atención a las necesidades específicas e intereses estratégicos de las mujeres, lo que limita su presencia reconocida en la actividad agraria y su participación en la vida organizativa.
Si se verifican las hipótesis de base, se fortalecerá la necesidad de un cambio en la orientación de las políticas y medidas para la promover la participación real y efectiva de las mujeres rurales en organización y asociaciones mixtas. También se podrá argumentar la exigencia a las organizaciones implicadas y a las administraciones públicas para la búsqueda de soluciones que eliminen las barreras que existen actualmente para alcanzar esta participación. A su vez, se podrán respaldar las propuestas de políticas públicas y argumentar las propuestas alternativas que se puedan impulsar desde organizaciones campesinas u otros colectivos sociales.
Objetivo General: Promocionar la participación activa y dinámica de las mujeres campesinas en el ámbito rural del Estado español.
Objetivos Específicos:
  • OE1: Sistematizar obstáculos y oportunidades en la experiencia de organización y asociación de mujeres campesinas.
  • OE2: Construir estrategias de acción colectiva dirigidas a la mejora de la realidad vivida por las mujeres campesinas.
  • OE3: Resaltar las trabas y las potencialidades que el marco normativo regulatorio del ámbito rural y de la actividad agraria presenta y ofrece a las mujeres.
  • OE4: Visibilizar y difundir la problemática a la que se enfrentan las mujeres campesinas relacionada con su actividad orgánica, económica y social.
 1.4. Usos y expectativas
El proceso de investigación propuesto tiene como finalidad fundamental profundizar en la realidad que viven las mujeres campesinas en el ámbito rural del Estado español en materia de organización y asociación, para potenciar procesos de transformación social que partan de sus propias experiencias de análisis y creación colectiva de conocimiento.
Los hallazgos que se obtengan durante el proceso y al finalizar el mismo, serán devueltos a las personas que los han protagonizado, para enriquecer sus procesos de empoderamiento colectivo e individuales, a través de la apropiación del conocimiento generado. Asimismo, servirán de base para la construcción de estrategias de acción que lleven a transformar la realidad y a fortalecer la propia acción colectiva, para que esta sea más efectiva.
Por último, dichos hallazgos serán utilizados también para dar a conocer la realidad vivida por las mujeres campesinas y para difundir sus demandas. Todo ello, debería servir para trazar puentes y fortalecer alianzas con otras organizaciones, enfocadas hacia una acción social colectiva y articulada que incluya a las mujeres campesinas y sus intereses y necesidades.
2. ÁMBITO DEL PROCESO DE INVESTIGACIÓN Y AGENTES PARTICIPANTES
El proceso de investigación tendrá un alcance nacional. Las agentes implicadas serán las mujeres sujetas de la investigación. Las protagonistas se seleccionarán siguiendo los siguientes criterios: mujeres cuya vida esté ligada al ámbito rural; que se identifiquen o no con el campesinado; que tengan interés, se identifiquen o no, con los feminismos; que tengan interés, se identifiquen o no, con la agroecología y la soberanía alimentaria; que se reconozcan como agricultoras, ganaderas u otras profesiones vinculadas al campo; que tengan o hayan tenido experiencias, positivas o negativas, de organización y asociación en torno a la actividad agraria o que anhelen dichas oportunidades.
Otro agente clave será el equipo investigador, quién deberá asumir su papel de facilitación del proceso, situándose como acompañante y participante del proceso de empoderamiento que se quiere emprender. Se definirá un Comité de Seguimiento del proceso, compuesto por personas miembro del equipo investigador y de las organizaciones promotoras.
Además, se creará un Grupo de IAP (GIAP), en el que participarán el equipo investigador, mujeres protagonistas y otros agentes y organizaciones con dinamismo en el mundo rural –que serán definidas en la primera fase de la IAP-. El GIAP constituirá un grupo de trabajo que asumirá una alta corresponsabilidad y protagonismo a lo largo del proceso, tanto en lo que se refiere al diseño de la investigación, como al análisis de las metodologías y procesos de trabajo y a la elaboración de propuestas. Se encargará, además, de realizar el seguimiento cotidiano y de potenciar la discusión crítica del proceso investigador.
En cuanto al ámbito geográfico y sectorial, la IAP se desarrollará sobre el sector de las mujeres rurales organizadas o que viven en zonas rurales y se plantea sobre un ámbito estatal (Estado español) para analizar las tendencias en una muestra relevante de casos relativos a los objetivos arriba planteados.
3.  METODOLOGÍA Y PLAN DE TRABAJO
La metodología que se empleará en la elaboración de la investigación será propuesta por el equipo investigador y deberá ser coherente con el siguiente ciclo de trabajo:
  • Fase I: concreción del ámbito de estudio y definición de agentes y
  • Fase II: diagnóstico de la situación, recogiendo información de la propia praxis participativa y que pueda servir de base para su
  • Fase III: negociación, a partir de la información obtenida en la fase previa, para la elaboración de propuestas estratégicas de acción colectiva para la transformación social.
  • Fase IV: concreción de las propuestas definidas en líneas de actuación y en la que las agentes implicadas asumen un papel protagonista en el desarrollo del
El alcance de esta consultoría será hasta finalizar este ciclo, que debería impulsar la apertura del siguiente, con la puesta en marcha de estas actuaciones, en el que se detectarán nuevos síntomas y problemáticas, y en el que cabrá definir nuevos objetivos a abordar y nuevos ciclos de IAP. Este ciclo será recogido en un informe que contendrá, al menos, la descripción de todo el proceso, los hallazgos encontrados, el conocimiento generado y las líneas de acción propuestas. El contenido de dicho informe, deberá ser validado por las agentes implicadas en el proceso, a través de un taller participativo.
Por su parte, la investigación dedicada a la profundización sobre las políticas públicas será llevada a cabo a través de un trabajo de gabinete en el que se realice la lectura crítica y analítica en clave de género de la PAC y del PDR nacional. Los hallazgos de este proceso analítico, serán recogidos en un informe que contendrá los principales puntos críticos y las principales oportunidades que representan los marcos normativos analizados para la participación de las mujeres en las actividades económicas y organizativas relacionadas con la actividad agraria.
El plan de trabajo propuesto es:
FASE
Mes 1
Mes 2
Mes 3
Mes 4
Mes 5
Mes 6
Mes 7
Fase I: concreción
Fase II: apertura
Fase II: cierre
Fase IV: concreción
Elaboración del informe
Análisis marco normativo
Junto con la propuesta deberá presentarse un calendario de trabajo que deberá ser lo más concreto posible y que se utilizará para el seguimiento de los compromisos entre la organización y el equipo investigados.
  • Elaboración Marco de la Investigación;
  • Análisis documental;
  • Investigación cuantitativa. Bases datos;
  • Trabajo de campo;
  • Presentación de resultados preliminares;
  • Elaboración de informe Presentación borrador informe;
  • Presentación de resultados
4. EQUIPO CONSULTOR
El equipo consultor deberá cumplir con los siguientes requisitos:
  • Formación demostrable en ciencias sociales, agroecología y género.
  • Experiencia en investigación social, de preferencia
  • Conocimiento del medio rural del Estado español.
  • Conocimiento sobre la vida asociativa y organizativa
  • Conocimiento y compromiso con las propuestas hechas desde la Soberanía
5. PRODUCTOS DE LA INVESTIGACIÓN, AUTORÍA Y PUBLICACIÓN
Los productos esperados de la investigación serán dos informes que contengan los principales hallazgos de los procesos emprendidos. Deberán estar relacionados, vinculando la problemática a la que se enfrentan las mujeres que protagonizan el proceso investigativo con el marco legislativo que se está analizando.
El contenido de los informes será publicado por la organización contratante.
Sobre dichos informes y sobre el material obtenido durante el proceso de investigación, la organización contratante tendrá facultad de autorización a terceros, la reproducción, distribución y comunicación pública del contenido.
Las Bases de datos, documentos y contenidos de la investigación será propiedad de la Fundación Mundubat. Para hacer uso de los contenidos y resultados deberá solicitarse la conformidad a esta organización.
 6. PRESUPUESTO
El presupuesto máximo disponible para la investigación asciende a 10.000 euros en concepto de honorarios profesionales, incluyendo todos los impuestos que graven esta prestación, así como todos los gastos vinculados al servicio, cuya justificación se realizará a través de una factura de suplidos que deberá ser acompañada de los justificantes de alojamiento, manutención, kilometraje u otros que se deriven del trabajo de campo. Los gastos derivados del trabajo de campo o de cualquier otra actividad relacionada con el proceso de investigación, correrán a cargo del equipo investigador y estarán incluidos en el presupuesto disponible. No obstante, los gastos derivados del proceso de difusión y presentación pública de los resultados de la investigación correrán a cuenta de Mundubat.
Se tomará en consideración como criterio de evaluación de las propuestas, la oferta económica presentada.
La cantidad se abonará de la siguiente manera:
  • 40% a la firma del contrato
  • 30% a la entrega de todos los borradores de los productos esperados
  • 30% a la entrega de todos los productos
En caso de no entregarse el documento final de la investigación en la fecha establecida en el contrato que se firme, se penalizará con un 10% sobre el presupuesto de la investigación.
 7. PRESENTACIÓN DE LA PROPUESTA TÉCNICA Y CRITERIOS DE VALORACIÓN
Las personas o equipos consultores con interés en concurrir a esta propuesta, deberán remitir a nschisano@mundubat.org y idegonzalo@mundubat.org a una propuesta técnica y económica en la que se refleje, al menos: el marco teórico y conceptual en el que basan el proceso de investigación, la metodología a emplear, el plan de trabajo detallado y la composición y experiencia del equipo consultor, antes del 25 de octubre de 2019.
CRITERIOS DE VALORACION
Valor
Max
Equipo consultor/Investigador/a
1.1 Titulación Universitaria con especialización (Master, Cursos de Doctorado,
etc.) en ciencias sociales, agroecología y género.
4
1.2 Experiencia probada (de al menos 3 años) en los siguientes campos: –
Investigación social – Elaboración de estudios – IAP.
10
1.3 Conocimiento del tejido social, empresarial, sindical y político del medio rural del Estado español. Se valorará igualmente el conocimiento de la realidad socio- política, de la institucionalidad y vida asociativa y organizativa agraria a nivel del
Estado español, en especial de las organizaciones agrarias de mujeres.
10
1.4 Se valorará conocimiento y experiencia previa de trabajo en torno a la
Soberanía Alimentaria.
10
1.5 Capacidad para desarrollar sus funciones en Castellano, Euskara, Catalán,
Galego y otras lenguas presentes en el Estado español.
6
1.6 Disponibilidad para desplazarse en el Estado español.
6
Calidad de la propuesta
2.1. Propuesta relacionada con el primer componente de la investigación.
12
2.2. Propuesta relacionada con el segundo componente de la investigación.
12
2.3. Adecuación y concreción de la propuesta metodológica.
10
2.4. Adecuación de cronograma.
10
2.5. Viabilidad económica de la propuesta
10
TOTAL
100
  • Si no hay propuestas con un mínimo de 70 puntos, la convocatoria quedará desierta;
  • No se tendrán en cuenta propuestas que no alcance al menos 2/3 de los puntos en el apartado 1 y en el 2;
  • No se tendrán en cuenta propuestas que no alcancen al menos una suma de 12 puntos en los apartados 2.1, 2.

Las personas o equipos consultores con interés en concurrir a esta propuesta, deberán remitir a nschisano@mundubat.org y idegonzalo@mundubat.org a una propuesta técnica y económica en la que se refleje, al menos: el marco teórico y conceptual en el que basan el proceso de investigación, la metodología a emplear, el plan de trabajo detallado y la composición y experiencia del equipo consultor, antes del 25 de octubre de 2019.

Esta web es colaborativa. La Coordinadora de ONGD-España no se hace responsable de las ofertas de formación publicadas por las ONG socias de la red.