72 organizaciones, presentes en 100 países, trabajando con 47 millones de personas, más de 8.100 profesionales, más de 4.800 proyectos… Los datos presentados esta mañana muestran un sector que, a pesar de las múltiples crisis que vivimos, continúa comprometido con la defensa de los derechos humanos, la justicia global y la protección del planeta

Los fondos privados que reciben las ONGD suponen el 45% de la totalidad. El 55% restante son fondos públicos, que en su mayoría (60%) provienen de organismos internacionales y europeos; un 23% de autonomías y entidades locales; y un 16,5% de organismos nacionales. “Esto demuestra que aún tenemos mucho camino por delante para recuperar el volumen de financiación necesario para llevar a cabo nuestro trabajo”, ha afirmado la presidenta de La Coordinadora, Irene Bello Quintana. 

Como en informes anteriores, el apoyo ciudadano a la labor de las ONG de Desarrollo continúa al alza: cuentan con el respaldo de 2,3 millones de personas y entidades. En un contexto mundial de múltiples y complejas crisis, este dato es reflejo de una ciudadanía solidaria y consciente de enormes problemas que enfrentamos como humanidad. Y también es reflejo del reconocimiento al trabajo que realizamos las ONG de Desarrollo en 100 países con 47 millones de personas. Un gesto que se une, como ha señalado Irene Bello, a otros que se hacen a diario como la marcación de la casilla para fines sociales en la declaración de la renta, ya que el 20% de lo recaudado se destina a cooperación.

Transparencia y responsabilidad

Con más de tres décadas a sus espaldas, este Informe es la fotografía más enfocada del sector de las ONG de Desarrollo. El director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Antón Leis, destacó que e, “además de proporcionar una fotografía del trabajo que el sector de las ONGD realiza cada año en cooperación, es un claro ejercicio de transparencia, a disposición de la ciudadanía, y de difusión y visibilidad de la cooperación; una visibilidad que es fundamental en este momento de crisis superpuestas, donde la cooperación se convierte en una política clave de la acción exterior”.

La directora de La Coordinadora recordó que “En un contexto como el actual, en el que las crisis globales dañan profundamente la vida de millones de personas, es imprescindible fortalecer la política pública de cooperación. Es urgente cumplir con la nueva Ley de Cooperación y fortalecer el papel de las ONG de Desarrollo; tras los graves recortes de 2008, la financiación estatal de los proyectos no se ha recuperado”. 

Por su parte, el director de la AECID subrayó cómo el nuevo marco subrayó cómo el marco jurídico de la nueva Ley de Cooperación, reconoce a las ONGD como actores clave en el sistema de cooperación para el desarrollo en España y como socias preferentes de la AECID: “estas entidades son clave para canalizar la solidaridad ciudadana y fortalecen el espacio cívico y democrático de nuestro país”.

“Detrás de estos datos, ha finalizado Irene Bello, están 47 millones de vidas y una importante contribución para hacer de este mundo un lugar en el que se respeten los derechos humanos y se protejan nuestros entornos. Por nuestra parte, seguiremos trabajando mano a mano con nuestras socias en los diferentes países; confiamos en que el Gobierno cumpla los compromisos asumidos”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.