Las ONG han lanzado un grito de alarma: más de dos millones de personas palestinas necesitan desesperadamente asistencia humanitaria en la Franja de Gaza. Seis meses después del inicio de la ofensiva israelí la situación es absolutamente extrema. “Las ONG hemos enviado toneladas de ayuda que ahora mismo podría estar salvando más vidas en Gaza. Sin embargo, el Gobierno de Israel impone importantes y persistentes restricciones a la entrada de la mayor parte de ese material y del personal humanitario por los pasos terrestres, los únicos realmente eficaces para una entrada masiva de ayuda que pueda aliviar el sufrimiento de la población”, han denunciado en el comunicado leído para la ocasión. 

Han recordado que cuentan con el apoyo de la ciudadanía, tanto española como en todo el mundo, que este tiempo ha mostrado una solidaridad extraordinaria. A pesar de las demandas ciudadanas, la ayuda aguarda a pocos kilómetros de Gaza mientras la gente muere por falta de asistencia sanitaria, agua potable o incluso por falta de alimentos”, lamentan.

Israel debe cumplir el Derecho Internacional Humanitario, garantizando la atención de las necesidades básicas de la población y permitir a las organizaciones humanitarias proporcionar ayuda vital en toda Gaza.

En este tiempo, más de 32.000 personas han sido asesinadas, según cifras oficiales. Entre ellas, más de 200 trabajadoras y trabajadores humanitarios, mayoritariamente de Palestina. “Su trabajo diario es la demostración de que la humanidad y la dignidad existen. También queremos reconocer la dignidad de la población en su conjunto que, en una situación tan extrema, es capaz de mantener el apoyo mutuo y sobrevivir. Ni la población civil ni el personal humanitario deberían ser nunca objetivos militares”, han señalado. 

Obligación de cumplir el Derecho Internacional Humanitario

Las ONG han recordado que el Gobierno de Israel debe cumplir el Derecho Internacional Humanitario, garantizando la atención de las necesidades básicas de la población y permitir a las organizaciones humanitarias proporcionar ayuda vital en toda Gaza, de forma segura y sin impedimentos y a una escala que permita cubrir las necesidades humanitarias. Tanto la Corte Penal Internacional como Naciones Unidas han sido firmes en este sentido. 

Los habitantes de Gaza carecen de artículos esenciales como alimentos, agua, refugio, combustible y electricidad, así como de asistencia sanitaria, debido al asedio total e inhumano del Gobierno de Israel a la Franja de Gaza. La entrada de suministros permitida hasta la fecha en Gaza es insignificante en comparación con la inmensa necesidad de un lugar que lleva bloqueado más de quince años y que dependía crucialmente de la ayuda exterior incluso antes de esta guerra.

Pedimos un alto el fuego permanente y un acceso humanitario suficiente, sostenido y sin obstáculos para poder cumplir con nuestro mandato, así como con el Derecho Internacional Humanitario.

Las necesidades no hacen más que aumentar a medida que la población palestina desplazada se ve empujada hacia la frontera egipcia en Rafah. La desnutrición es una realidad, las enfermedades contagiosas se extienden, el agua limpia escasea y las inclemencias del tiempo empeoran las condiciones de vida de la población. La emergencia humanitaria extrema continúa agravándose, la FAO ha alertado sobre una hambruna inminente en las provincias del norte de la Franja. Los lanzamientos aéreos y los corredores marítimos, no pueden ni deben sustituir a las vías establecidas para la entrega de ayuda en Gaza. El bloqueo israelí de la ayuda humanitaria a Gaza no es una cuestión logística, sino política, y como tal no necesita una solución logística, sino política.

El castigo colectivo que dura ya seis meses debe terminar de manera inmediata. Pedimos un alto el fuego permanente y un acceso humanitario suficiente, sostenido y sin obstáculos para poder cumplir con nuestro mandato, así como con el Derecho Internacional Humanitario. No hacerlo está suponiendo graves consecuencias para la población palestina pero también para toda la humanidad”, han concluido. 

Apoyan esta iniciativa:  Alianza por la Solidaridad-ActionAid, Asamblea de Cooperación por la Paz,  Amnistía Internacional, Educo, Farmamundi, IECAH, La Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo, Médicos del Mundo, Médicos sin Fronteras, medicusmundi, Movimiento por la Paz -MPDL-, Mundubat, Oxfam Intermón, Save the Children, World Vision.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.