El cortometraje documental LOBOS, de Marina García Andreu, -una visión de la realidad que enfrentan los ganaderos asturianos ante la amenaza del lobo-, y el cortometraje de ficción EL ESTABLO, de Elisa Puerto Aubel, -un trabajo sobre las consecuencias de la corrupción política en la lucha contra el cambio climático-, se alzaron con el premio IMAGINA 2030  al mejor cortometraje en cada categoría. El premio del público fue para ULISES, del director gallego Félix Brixel, una historia de ficción sobre la diversidad funcional ambientada en el medio rural.

La entrega de premios se llevó a cabo en la Facultad de Ciencias de la Información el pasado viernes 1 de diciembre con la presencia del Decano de la Facultad, Jorge Clemente, las directoras premiadas, así como con la participación de representantes de algunas de las productoras de los cortos finalistas, personal de las entidades implicadas en la organización del festival, alumnos y ex alumnos, además de amigos y familiares.

En un ambiente distendido se procedió a la lectura del veredicto del jurado y a la entrega de los premios IMAGINA 2030, conformados por la obra escultórica en acero y mármol natural creada para la ocasión por el escultor Víctor Delgado, un diseño que aúna simbólicamente la fusión entre el séptimo arte y el medio natural.

Marina García Andreu y Elisa Puerto Aubel recogieron personalmente el trofeo y su correspondiente diploma, mientras que Félix Brixel, inmerso en un rodaje, estuvo representado a través de un video saludo por uno de los productores de ULISES, Suso López.

Los tres trabajos ganadores, seleccionados entre los 205 concurrentes al festival, se han distinguido por su calidad cinematográfica y por reflejar en su contenido aspectos relevantes vinculados al cuidado y protección tanto del medioambiente como de los seres vivos que lo habitan.

La entrega de premios estuvo amenizada por la banda Deku Road, una fusión musical de reggae, folk y ska, que animó la velada con su repertorio, narrando las anécdotas que habían dado lugar al nacimiento de cada canción.

Finalmente, y tras la foto de familia, todos los participantes tuvieron ocasión de conocerse mejor durante el vino español que se sirvió como clausura y fin de fiesta.

IMAGINA 2030 ha contado también durante su celebración con las mesas redondas “El lenguaje audiovisual como herramienta de transformación social. Cine, Desarrollo y Sostenibilidad”, y “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la ciudadanía. ¿Han bajado a tierra los ODS? ¿Han calado en el entorno local y vecinal?”.

Asimismo, las directoras y profesoras universitarias Carlota Coronado y Raquel Gómez- Rosado pudieron compartir su experiencia con los asistentes.

El Festival cierra su primera edición con una nutrida participación de trabajos audiovisuales procedentes de 16 países, y emplaza a todos los amantes del cine y del formato cortometraje a una segunda edición.

IMAGINA 2030 nace como un festival de cortometrajes destinado a dar visibilidad y difusión a historias, iniciativas, proyectos y narrativas que, a través del lenguaje audiovisual, contribuyan de forma explícita al cuidado y protección de nuestro planeta y sus habitantes, poniendo de manifiesto el papel relevante que juega cada persona como agente de transformación y mejora de nuestro entorno.

IMAGINA 2030 es una actividad de la Red de ONGD en el marco de colaboración con Futuro en Común, un espacio vivo de encuentro entre entidades y colectivos de sectores muy diversos, que trabajan para acabar con las causas globales y locales de la pobreza, las desigualdades y a favor del desarrollo sostenible. Forma parte del convenio financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.