La Presidencia Española del Consejo de la UE entra en su recta final: el 31 de diciembre España cederá el relevo de la presidencia rotatoria a Bélgica. Al inicio de su mandato, la Presidencia Española, aseguró que impulsaría la Agenda 2030 y destacó, entre otras prioridades, la transición ecológica y la justicia social. A lo largo de este tiempo, las más de 600 organizaciones que formamos parte de La Coordinadora hemos reivindicado unas reglas del juego justas y una UE más verde, igualitaria y feminista. 

El mandato de la Presidencia Española ha estado marcado por la proliferación de crisis humanitarias y políticas como las ocurridas en Marruecos, Libia, Níger, Afganistán, Sudán o Gaza. En el ámbito nacional, se adelantaron las elecciones generales y el auge de movimientos políticos y sociales contrarios a los valores de la libertad, la igualdad o la democracia marcaron el periodo de la Presidencia rotatoria. 

UE – América Latina y el Caribe

Uno de los hitos durante la Presidencia Española ha sido el relanzamiento de las relaciones entre América Latina, el Caribe y la UE. En julio, los dirigentes de la UE y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebraron en Bruselas la III Cumbre UE-CELAC y adoptaron una nueva agenda birregional. Los días previos a la Cumbre, numerosas organizaciones de sociedad civil latinoamericanas, caribeñas y europeas trabajamos colectivamente en el Foro UE-ALC  para que nuestras propuestas fueran incluidas en esta nueva hoja de ruta birregional.

Foto: Movimiento por la Paz, Colombia.

Para definir soluciones a problemas como la crisis climática, los conflictos armados, los abusos corporativos o las violencias basadas en género es indispensable que las voces de la sociedad civil sean tenidas en cuenta. La Coordinadora, junto a un nutrido grupo de plataformas, redes y organizaciones eurolatinocaribeñas, propuso medidas para que América Latina y el Caribe deje de ser una de las regiones del planeta más desiguales y peligrosas para defender los derechos humanos. Sin embargo, los dirigentes políticos declararon tras la Cumbre que “tomaban nota”. La sociedad civil de ambas regiones del mundo seguiremos reivindicando una alianza birregional horizontal y basada en derechos.

Avances y cuestiones pendientes

Por unas reglas del juego justas: stop abusos corporativos

Celebramos avances durante la Presidencia Española como el acuerdo político alcanzado recientemente sobre la Directiva Europea de Debida Diligencia. Esta legislación es un hito necesario para que las empresas respeten los derechos humanos y el medioambiente en todo el mundo, pero no es suficiente para acabar con los abusos corporativos y la impunidad empresarial. Asuntos que deberían tratarse con urgencia en las sucesivas presidencias del Consejo.

Por un cambio de mirada: feminismos

Durante la Presidencia Española hubo avances en la adopción de una Directiva Europea  sobre la lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, basada en el Convenio de Estambul. En el marco de las relaciones UE-LAC, estos meses también hemos trabajado junto a nuestras compañeras eurolatinocaribeñas para lograr la adopción de un doble pacto birregional de cuidados y para erradicar las violencias basadas en género  que ponga en el centro los cuidados como un nuevo modelo social que sea sostenible para la vida y el planeta. 

Por un mundo centrado en las personas: derechos humanos en las fronteras

Foto: CEAR

Durante la Presidencia Española, las organizaciones sociales hemos impulsado acciones para que las instituciones españolas y europeas adopten un Pacto Europeo de Migración y Asilo que proteja la vida y la dignidad de las personas migrantes y refugiadas. Lamentamos el estado en el que queda el Pacto que, tras el acuerdo adoptado en el Consejo de la UE, hace más peligrosas las fronteras y pone en riesgo la vida de miles de personas. Esperamos que el Parlamento Europeo, institución donde proseguirán las negociaciones, establezca como horizonte el derecho a vías legales y seguras y la dignidad de las personas migrantes y refugiadas. 

Por una UE responsable con el mundo

A lo largo de todo este tiempo ha guiado nuestros pasos la certeza de que el único camino posible es poner en el centro a las personas y al planeta. Así como la urgente necesidad de unas reglas justas para toda la humanidad. La UE tiene un rol clave y responsabilidades que no puede eludir. Nosotras seguiremos trabajando de la mano de millones de personas por una Europa responsable con el mundo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.