El mundo se enfrenta a una crisis de hambre de una escala sin precedentes donde cada minuto, un niño o niña entra en situación de malnutrición severa, y 8 millones de niños y niñas están en riesgo de muerte en 15 países afectados por la crisis a menos que reciban tratamiento inmediato.

En todo el mundo, casi 50 millones de personas viven en niveles de hambre aguda catastróficos o de emergencia. Sin acciones urgentes, el impacto de tal cantidad de personas que padecen hambre extrema tendrá repercusiones devastadoras y de por vida en los derechos de la infancia a la salud, la nutrición, la educación, la protección y la supervivencia.

Las seis principales ONG de infancia, Educo (como miembro en España de Child Fund Alliance), Plan International, Save the Children, Aldeas Infantiles SOS (como miembro de SOS Children´s Villages International), Tierra de Hombres (que forma parte del Movimiento Internacional Terre des hommes) y World Vision, unidas en la Alianza Joining Forces, han expresado su preocupación compartida por los efectos devastadores de esta crisis en las niñas y niños.

DOCUMENTO INFORMATIVO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.