En España se ha desplegado una pancarta con el mensaje “Cada 2 segundos perdemos un campo de fútbol. ¡Stop deforestación!” en un campo de fútbol del Sur de la ciudad de Madrid. Para facilitar la participación ciudadana en la mejora de la ley de deforestación, las organizaciones han creado una herramienta en línea para pedir al Gobierno español que asegure que la cesta de la compra no está relacionada con la destrucción de la naturaleza o el abuso de los derechos humanos.

La campaña internacional #Together4Forests (#NoTeComasElBosque en su versión en español) exige a los Estados miembros de la UE que pongan fin a la destrucción de los bosques y de otros ecosistemas asociada a la importación de materias primas y productos de terceros países, problema conocido como deforestación importada. También se exige que los productos que entren en el mercado europeo aseguren la protección de los derechos humanos, de las comunidades locales, y de las personas defensoras de ellos.

Con motivo de las próximas reuniones de las ministras y los ministros de Agricultura y de Medio Ambiente de la UE en febrero y marzo, respectivamente, para debatir la “Propuesta de Reglamento relativo a la comercialización de determinados productos asociados a la deforestación y la degradación forestal”, las organizaciones ecologistas y sociales llaman la atención  del Ministerio para la  Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para reclamar ambición y rigurosidad en la negociación del Reglamento. 

Desde Suecia hasta Rumanía, pasando por España, activistas de toda Europa han tomado fotos aéreas para denunciar el ritmo con el que están desapareciendo los bosques del mundo un área del tamaño de un campo de fútbol cada dos segundos en parte debido al consumo europeo de productos procedentes de las zonas deforestadas. En Madrid se ha desplegado una pancarta en un campo de fútbol en la que se ha podido leer: “Cada 2 segundos perdemos un campo de fútbol. ¡Stop deforestación!”.

Además, para facilitar la participación ciudadana en este debate, las organizaciones ecologistas han creado una herramienta online a través de la cual se puede solicitar al Gobierno español la mejora del Reglamento y coherencia de políticas para cumplir con los acuerdos internacionales suscritos en materia de cambio climático, biodiversidad y derechos humanos.

La Comisión Europea publicó el 17 de noviembre de 2021 un proyecto de ley sobre la deforestación importada, tras una consulta pública en la que participaron más de un millón de personas y más de 160 organizaciones de la coalición #Together4Forests solicitando que se protejan los derechos humanos, los bosques y otros ecosistemas de los impactos del comercio europeo y que las inversiones de los bancos europeos se desvinculen también de estas prácticas destructivas. La propuesta de la Comisión exigiría por primera vez a las empresas que venden determinados productos en la UE que demuestren que sus cadenas de suministro no destruyen bosques.

Las organizaciones ecologistas y de justicia global valoran como un importante avance el borrador legislativo, pero lamentan que no incluya otras materias primas como el caucho, el maíz y la caña de azúcar, así como otros ecosistemas también afectados por su comercio como son las sabanas, los pastizales o los humedales. La propuesta tampoco asegura la protección efectiva de los derechos humanos de las comunidades que dependen de estos ecosistemas.

Para WWF, Greenpeace, Amigos de la Tierra, Mighty Earth, SEO/BirdLife y Ecologistas en Acción, y La Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo «España es el tercer país dentro de la UE con mayor consumo de productos vinculados a la destrucción de los bosques. No podemos mirar hacia otro lado. Necesitamos que, en las negociaciones del reglamento, España esté a la altura del desafío y defienda un texto que no reduzca su ambición y que fortalezca las importantes lagunas que presenta la actual propuesta. Este reglamento supone una ocasión sin precedentes para apostar por modelos productivos libres de destrucción de la naturaleza. Por eso, pedimos también a la ciudadanía que nos ayude a hacer de altavoz de esta petición a través de la herramienta online que hemos creado. Necesitamos que los responsables de las negociaciones sepan que la ciudadanía quiere cestas de la compra libres de destrucción de la naturaleza y de violaciones de los DDHH”.

Próximos pasos

El 21 de febrero y el 17 de marzo, las ministras y los ministros de agricultura y de medio ambiente de la UE, respectivamente, examinarán y debatirán esta propuesta de reglamento. El gobierno francés a cargo de estas reuniones ya ha señalado que será una prioridad durante su presidencia del Consejo de la UE. 

El Parlamento Europeo también ha designado a los principales diputados que dirigirán los debates sobre la ley y llevarán a cabo las negociaciones durante la primavera.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.