Aprovechando una visita del director de la AECID a las Canarias –donde reside la presidenta de La Coordinadora– ambas instituciones conversaron sobre el presente y el futuro de la política de cooperación para el desarrollo. En palabras de Irene Bello, “Debemos buscar el mayor consenso posible para garantizar que los acuerdos alcanzados se consolidan a largo plazo”. Es determinante asegurar que la nueva cooperación que se está construyendo responde a la complejidad de la realidad y retos actuales.

La reunión sirvió para incidir en la propuesta de La Coordinadora para una cooperación que transforme el mundo. Una propuesta que pone el foco en una cooperación de calidad: con instituciones fuertes y estructuras eficaces; que cuente con fondos suficientes: con presupuestos adecuados a las enormes necesidades que se enfrentan; y que sea elaborada de manera coordinada por todos los actores implicados en ella.

“Es el momento ideal para que España demuestre su compromiso real con los problemas que nos afectan como humanidad; la oportunidad está encima de la mesa, no podemos pasarla por alto”.

La presidenta de La Coordinadora aprovechó para demandar la implicación de todos los partidos políticos en la configuración de la nueva cooperación; una política pública esencial en un contexto global en el que la pandemia, el cambio climático, los conflictos y la violación de derechos humanos están causando graves consecuencias sobre la vida de millones de personas. “Es el momento ideal para que España demuestre su compromiso real con los problemas que nos afectan como humanidad; la oportunidad está encima de la mesa, no podemos pasarla por alto” –afirmó Irene Bello.

En el encuentro, se ahondó el enfoque de esa nueva cooperación. Una cooperación cuyo centro es la defensa de los derechos humanos, que pone trabas a quienes los violan y protege a quienes sufren agresiones. Una cooperación feminista que defiende los derechos de todas las personas en cualquier lugar del mundo independientemente de su identidad de género, que pone en valor la capacidad de actuación y poder de las mujeres, y garantiza su plena participación en los procesos que les afectan directamente. Una cooperación ecologista: que contribuye a la protección de los entornos y los ecosistemas, y proteja a las personas que cuidan de los territorios. Unida a nuestros pueblos y ciudades, comprometida con el mundo y deseosa de aprender de sí misma y de otras; capaz de responder a crisis humanitarias y emergencias

En palabras de la presidenta de La Coordinadora, “Es urgente que los partidos políticos, los actores de la cooperación, instituciones, universidades… trabajen de manera colectiva para garantizar que la nueva Ley de Cooperación que valga la pena, que sea realmente transformadora y de la que nos sintamos orgullosas”.

El encuentro celebrado en Canarias es uno más de los que se vienen celebrando con la Administración en la construcción de una nueva cooperación. Además, el director de la AECID aprovechó su visita a las islas para reunirse con la Coordinadora de ONG de Canarias y conversar sobre la cooperación descentralizada, uno de las señas de identidad del sistema español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.