Karamatou llegó el pasado mes de marzo a Córdoba gracias al programa «Viaje hacia la Vida» de la Fundación Tierra de hombres y durante su estancia ha estado con Toñi y Luis, su familia de acogida que han ayudado a que su periodo de recuperación fuera más feliz. Además, se lleva con ella un gran cargamento de mascarillas recogidas entre todos los voluntarios y amigos de Córdoba que han hecho un gran esfuerzo estos últimos días y otras donadas por la empresa Moloon.

En su regreso a casa, ha pasado de nuevo por Madrid, donde ha sido recibida por Mariela y Paco, otra de nuestras familias de acogida, y Marisol, una recién estrenada voluntaria de Aviación Sin Fronteras, que se ha encargado de su acompañamiento hasta París.

Este viaje hacia la vida es posible gracias a la colaboración de la Consejería de Salud y Familias a través de su delegación territorial en Córdoba y el excelente trabajo del equipo de profesionales sanitarios del Hospital Universitario Reina Sofía. Asimismo, el programa cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Córdoba, que a través de su Delegación de Cooperación y Solidaridad viene respaldando la ejecución del proyecto mediante convenio de colaboración desde 2012. Además, hay que destacar la gran labor desinteresada de todo el voluntariado de Córdoba, ya que sin su apoyo no sería posible nuestra labor.

Dentro de los programas de Salud que lleva a cabo Tdh en el mundo, se encuentra Atenciones Médicas Especializadas “Viaje hacia la Vida” que facilita desde 1994 el traslado a España de niños y niñas procedentes de países africanos con un bajo índice de desarrollo: Togo, Benin, Mauritania, Senegal, Marruecos, Mali y Guinea Conakry, para ser intervenidos de diferentes y graves patologías como cardiopatías, traumatológicas, urologías, quemados, oftalmología o maxilofacial, por carecer en sus países de origen de las infraestructuras sanitarias especializadas y de los recursos necesarios para su tratamiento.

Hasta el momento cerca de 800 menores han podido recuperar su salud en España y están de vuelta con sus familias de origen, gracias a una gran cadena solidaria en la que colaboran hospitales de la sanidad pública y privada de nuestro país, equipos médicos, familias que les acogen durante su estancia en España, voluntarios y voluntarias que acompañan a los menores mientras están hospitalizados, la ONG Aviación Sin Fronteras, cuyos voluntarios se encargan de trasladar a los niños tanto en la venida a España como de regreso a su país de origen y al apoyo de entidades, instituciones como el Ayuntamiento de Córdoba, Fundación Probitas, Abbott, Reale Seguros, Rafaelhoteles, Delikia, Obra Social “La Caixa”, otras empresas y socios de Tdh con sus donaciones.

Son ya 48 los niños y niñas que han sido trasladados e intervenidos desde que el programa se puso en marcha en la ciudad en 2010 y que, gracias a esta cadena de solidaridad, pueden afrontar su futuro con la esperanza de una vida con salud y dignidad.

Para continuar el programa “Viaje hacia la Vida” que es de continuidad, seguimos necesitando el apoyo de familias que quieran acoger a los niños y personas /empresas que quieran aportar donaciones para seguir salvando la vida de estos niños y niñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.