Defender los derechos humanos como proyecto vital y político en una de las regiones más peligrosas del mundo para llevarlo a cabo. Este es el nexo en común de las tres mujeres protagonistas de la colección de libros ‘Defensoras de derechos’ impulsada desde Galicia y Mesoamérica, la región comprendida entre México y Costa Rica. .

Sus protagonistas son Miriam Suazo, Estela Ángeles Mondragón y María Cuc Choc. Tres activistas de Honduras, México y Guatemala, respectivamente, que forman parte de las más de 2.000 mujeres organizadas alrededor de la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras). La autora de los tres libros es la periodista y escritora gallega Lara Dopazo Ruibal. Las ilustraciones fueron creadas a cuatros manos: desde Galicia la diseñadora gráfica Marta Conde y desde México, el colectivo de arte gráfico RotmInas.

RotmInas

Los libros forman un mosaico de relatos personales y colectivos que ponen en valor el imprescindible labor de las defensoras de los derechos humanos y del territorio. Todas ellas, mujeres que han roto los moldes establecidos y que siembran el cambio en Mesoamérica. Junto a sus historias, los libros también dan a conocer el contexto social y político que está provocando las situaciones de desigualdad e injusticia que afrontan las protagonistas y sus comunidades.

La colección, impulsada por la Coordinadora Galega de ONGD y la Asociación Galega de Comunicación para o Cambio Social (AGARESO) contó con el apoyo y el acompañamiento de IM-Defensoras. Está dirigida al público juvenil y tiene un formato adaptado para que, desde los centros educativos y los espacios de educación no reglada, se reflexione y trabaje colectivamente su contenido.

Los libros son de acceso libre y se encuentran en formato digital en la web galiciasolidaria.org. Cualquier persona puede descargarlos y compartir los tres primeros títulos de la colección.

Miriam Suazo y la digna rabia  aborda la vida y la trayectoria de dos décadas de trabajo de esta activista de los derechos humanos de Honduras. Actualmente, Miriam Suazo forma parte del Centro de Estudios de la Mujer y la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos de Honduras y coordina, junto a otras organizaciones y movimientos sociales, el fondo de emergencia para la protección de las personas defensoras expuestas a riesgos inminentes debido a su labor.

“Las mujeres nos acuerpamos y construimos solidaridad para vencer el miedo que nos produce la violencia estructural, estatal, machista, patriarcal, capitalista, racista… Esta es la mayor fortaleza que tenemos: tejer juntas y defender la vida desde la alegría y la esperanza”.

 

Estela Ángeles Mondragón y el camino a Baqueachi narra la lucha de esta defensora de los derechos territoriales de las poblaciones originarias. Desde hace más de dos décadas, Estela Ángeles Mondragón acompaña al pueblo rarámuri de Baqueachi, una comunidad indígena del norte de México, en la recuperación de 44.000 hectáreas de tierra y el reconocimiento de sus derechos.

“No todo el mundo está orgulloso de nuestro pasado indígena, y ahí radica la diferencia de quien hacemos defensa del territorio: queremos la tierra, la consideramos parte de nosotras. Creo que Baqueachi ve así su tierra. Y, a lo mejor, entender como defendían su territorio me llevó a quedar allí.

 

María Cuc Choc el corazón en alto tiene como protagonista a esta defensora de los derechos de las mujeres maya queqchì en Guatemala que desde muy pequeña tuvo claro que era necesario denunciar y organizarse contra las injusticias que sufría su pueblo. María Cuc Choc también apoya y acompaña la resistencia de las comunidades que sufren desalojos violentos por parte de compañías mineras y de monocultivo en el entorno del lago Izabal, en la parte oriental del país.

“Estoy tan orgullosa de ser lo que soy! Tan orgullosa de ser una mujer indígena, de padres trabajadores que han labrado la tierra con tanta sabiduría, de los que hemos aprendido el respeto hacia el medio ambiente, hacia el idioma materno que hablamos… ¡Tengo que luchar por defender esa sabiduría que nos han dado!”

Defender a quién defiende

El origen de esta colección de libros es la campaña #Defensoras Semillas de Cambio, una iniciativa que pone rostro y voz a las activistas mesoamericanas y con la que IM-Defensoras reclama medidas urgentes para garantizar su protección integral.

Según la organización Global Witness, desde 2015 una media de cuatro personas son asesinadas cada semana en el mundo por alzar la voz contra las empresas que se apoderan de los territorios y causan daños al medio ambiente. El último informe de Frontline Defenders reveló que el 28% de las 331 personas defensoras de derechos humanos asesinadas en el mundo en 2020 trabajaban por los derechos de las mujeres. Según IM-Defensoras, desde la irrupción de la pandemia crecieron las detenciones arbitrarias, las campañas de desprestigio, la represión y la criminalización contra las mujeres defensoras de derechos.

Ante este contexto de violencia y represión “las ONGD gallegas mantenemos nuestro compromiso de defender a quién defiende tejiendo una red global de apoyo y de denuncia de la vulneración de los derechos”, afirma Lorena Seijo, portavoz de la Coordinadora Galega de ONGD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.