La cita estuvo presidida por la Secretaria de Estado de Cooperación Internacional (SECI), Ángeles Moreno Bau, que recibió a los presentes recordando a todas las víctimas y poniendo cifras a los desafíos globales por cuenta de la pandemia: incremento de la pobreza extrema en 150 millones de personas, incremento de la inseguridad alimentaria hasta 130 millones de personas etc. “Hacer frente a esta realidad da más sentido que nunca a la cooperación internacional”, y recordó que nuestra sociedad sigue siendo una de las más solidarias de Europa.

En el balance de 2020 visibilizó la importancia de la Estrategia de Respuesta Conjunta de la Cooperación a la Covid con un conjunto de iniciativas que se irán dando seguimiento a lo largo de 2021 en una plataforma virtual específica. Señaló que el Ministerio había invertido unos 300 millones de euros. A su vez, destacó las propuestas realizadas por el presidente Sánchez en el evento de alto nivel de financiación para el desarrollo y las contribuciones comprometidas en las áreas de la salud y los ODS. Reconoció que “los presupuestos no habían sido los que nos hubiera gustado” en relación a la cooperación, pero remarcó el crecimiento realizado en un tiempo de dificultades presupuestarias.

De cara a 2021 la SECI apuntó dos retos: acometer la reforma del sistema de cooperación de una manera participativa para rejuvenecer las instituciones, las políticas de personal, la capacidad de gestión y de ejecución de más presupuesto. Hay que rediseñar la AECID y quitar los corsés para tener una cooperación financiera más eficaz. Planteó una cooperación defensora de los derechos humanos y en quienes los defienden, feminista, con foco en la transición ecológica, la justicia climática global y la transformación de los sistemas alimentarios, el impulso de alianzas y comprometida con la acción humanitaria. El segundo reto fue situar la Cooperación como una política palanca de la futura estrategia de desarrollo sostenible:  La estrategia debe reflejar el compromiso con nuestra ciudadanía y con los bienes públicos globales. Recordó la importancia del Examen Nacional Voluntario de España en el Foro Político de Alto Nivel de 2021.

El director de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID), Magdy Martínez Solimán, detalló que en 2020 la AECID había realizado 18 operaciones de ayuda humanitaria, distribuido 100 millones de euros en convocatorias de ONGD, promovido una docena de iniciativas desde el Fondo de Promoción para el Desarrollo (FONPRODE) y ejecutado medio centenar de iniciativas de cooperación delegada de la Unión Europea. En relación a las organizaciones de la sociedad civil comentó que colaboramos con las ONGD en cuantías muy relevantes. Somos un país nórdico, no en cantidad pero sí en porcentaje. Intentamos reforzar el papel de la sociedad civil, algo que redunda en la buena opinión pública y en que nuestros ciudadanos identifican la cooperación con un mix de instituciones donde la participación de actores y de la cooperación descentralizada es importante”. De cara al 2021, señaló el desafío de las vacunas solidarias y la contribución a la salud global, algo que va a generar un debate social importante.

La Coordinadora pide no bajar la ambición en 2021

Marta Iglesias, vocal de incidencia política de La Coordinadora señaló cómo este año la palabra solidaridad había cobrado más sentido que nunca. Valoró la importancia de que el gobierno hubiera mantenido los compromisos de cooperación de cara a la legislatura y que se hubiera elevado el discurso político. Recordó que La Coordinadora había sido crítica con el planteamiento de los presupuestos, “fuera de la ruta del 0,5% y sin gestos reseñables de cara a la AECID y la acción humanitaria, aunque se reconocía la importancia de incrementar recursos en un contexto de dificultades. De cara al 2021 anunció que la emergencia seguirá – reducción del espacio cívico, educación, violencia contra las mujeres… -, pero que no hay excusa para no implicarse con la reforma del sistema de cooperación: tenemos la oportunidad de hacer una reforma ambiciosa e integral, sin rebajar la ambición. Todos los actores del sistema hemos alineado nuestra visión de la cooperación. Es un buen punto de partida”. 

También recordó que no todas las iniciativas relevantes dependen de la finalización de la reforma. La Coordinadora propone que el gobierno, a raíz del viaje a Honduras realizado por la Reina y la SECI, cancele la deuda de los países centroamericanos.

Las propuestas de los grupos de trabajo

Los diversos grupos de trabajo del Consejo apuntaron cuestiones relevantes para el 2021. Félix Fuentenebro en nombre del recién creado grupo de acción humanitaria recordó que existen más de 90 los escenarios de tensión y crisis en el mundo y 168 millones las personas que necesitan asistencia humanitaria y protección y la acción humanitaria en España apenas alcanza el 2,38% de la AOD”. Isabel Iparraguirre desde el grupo de Género comentó que en 2021 el grupo quiere trabajar para que el enfoque feminista en la política de cooperación y exterior sea algo más que un titular. El grupo de educación para el desarrollo, representado por Alberto Casado, apuntó que la educación para el desarrollo ha sido fundamental para impulsar el reconocimiento de la necesidad de salir todos y todas juntas de esta situación, sin importar las fronteras. Ramón Almansa, desde el grupo de infancia remarcó la importancia de situar los derechos de la infancia en el centro de las respuestas de la cooperación española a la pandemia y en la promoción del desarrollo sostenible.

A propuesta del grupo de trabajo de Agenda 2030 se aprobó una declaración en la que se propone al Gobierno la participación formal del Consejo de Cooperación en el Consejo de Desarrollo Sostenible y en el proceso de consultas de la estrategia de desarrollo sostenible. La representante de la Secretaría de Estado Agenda 2030 señaló que esto era posible bajo el reglamento actual.

Se leyó y aprobó un dictamen sobre el informe multilateral 2018 en el que se constató que España ha ido recuperando su condición de donante multilateral “es el octavo del mundo”, lo que contrasta con la situación de la cooperación bilateral, lo que nos deja a nivel general por detrás de Hungría en esfuerzo de ayuda. Sin embargo, señala el dictamen que esta fortaleza se debe a la contribución realizada a la Unión Europea (1.119 millones de euros en 2018) quedando como desafío el mejorar las contribuciones al sistema de Naciones Unidas (que recibió 113 millones de euros en 2018).

Ángeles Moreno cerró la reunión señalando que en la Comunicación 2021 de enero se detallarán las iniciativas y el calendario de trabajo. Concluyó diciendo: agradezco el esfuerzo de todos los miembros del consejo, de los cooperantes y socios en este año tan complejo. Hemos conseguido que la cooperación se mantenga e intensifique”.


 

Nota: el Consejo de cooperación es un órgano consultivo de la política de cooperación internacional. Participan de él diversos ministerios, la AECID y actores como la CRUE, los sindicatos UGT y CCOO, la CEOE, CEEPES, la federación de DDHH y la Coordinadora. Organiza su trabajo en una comisión de seguimiento y en grupos de trabajo que se reúnen con regularidad durante todo el año. La Coordinadora elige en asamblea a 4 representantes de las organizaciones que se suman al presidente y a la vocalía de incidencia política para defender los intereses del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.