Ante el momento de mayor consumo del año y en plena pandemia de la COVID-19, las organizaciones de Comercio Justo recuerdan con esta campaña que nuestros hábitos de consumo pueden contribuir a no dejar a nadie atrás en la salida a la actual crisis.

“Optar por el Comercio Justo en las compras de alimentos o de regalos para estas navidades es una oportunidad de apostar por valores como la solidaridad, la empatía, la justicia social o el apoyo mutuo”, explica Alberto Abad, presidente de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

Con la campaña, las organizaciones de Comercio Justo quieren acercar al público a las 75 tiendas de Comercio Justo que gestionan. “Son establecimientos de cercanía, que facilitan el encuentro entre quienes compran e, indirectamente, con quienes producen los artículos”, declara A. Abad. La campaña también pretende favorecer las compras a través de las 16 tiendas on-line de Comercio Justo, que permiten acercar estos productos a todos los barrios o municipios.

La gama de artículos de Comercio Justo va desde la alimentación (café, chocolates, azúcar, dulces –también navideños-, infusiones, cereales, pasta, bebidas, etc.) hasta ropa, complementos, textil y menaje de hogar, juguetes, cosmética natural, decoración o papelería.

El Comercio Justo se basa en 10 criterios con los que se garantiza que en la elaboración de los productos se han cumplido los derechos humanos y se ha protegido el medio ambiente. Así, el Comercio Justo asegura condiciones laborales dignas, igualdad de género, ausencia de explotación laboral infantil y protección del entorno natural. “Son productos de una gran calidad ya que cuentan con una producción muy cuidada”, explica A. Abad.

Sigue la campaña en redes sociales: #loJustoentuBarrio  #tellevamosloJusto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.