El 8 de julio se reunió telemáticamente el pleno del Consejo de Cooperación. La solemnidad del momento estaba marcada por ser el primero del actual Gobierno y de la legislatura, y por la presencia de la ministra González Laya, acompañada por representantes de 10 ministerios. Participaron también las ONGD de La Coordinadora, sindicatos, CEOE, CEPES, la CRUE, la Federación de DDHH, personas expertas…; un total de 36 personas. Presidía el Consejo la secretaría de Estado Ángeles Moreno.

Una cuestión más vino a reforzar su relevancia: pocos consejos pueden escenificar de manera más clara la voluntad de todos los actores de reformar y relanzar la cooperación. Horas previas de trabajo en informes y reuniones de la Comisión de Seguimiento declaraban, de forma unánime, que no podemos seguir como hasta ahora y que es urgente que el Gobierno y la clase política contemple la cooperación en sus prioridades. Desde La Coordinadora explicamos qué nos estamos jugando y por qué la cooperación es más necesaria que nunca como pieza relevante en la respuesta a la pandemia y dentro del paquete de políticas públicas a reforzar en los próximos años.

González Laya saludó a los presentes; explicó la Estrategia de Respuesta Conjunta de la Cooperación Española a la Crisis de la COVID-19; una propuesta política central que, desde el Estado, responde a la pandemia global desde el ámbito de la cooperación. El dictamen presentado por los actores sociales agradece el proceso participativo, señala lo acertado de la iniciativa, su buen diagnóstico, y foco; pero también apunta a la gran asimetría en la distribución de recursos – 80% crédito y 4% donaciones de ayuda humanitaria – y a los desafíos en la coherencia de políticas entre las diversas acciones y partes implicadas (puedes ver la valoración de Coordinadora aquí). Además, se señala que la COVID-19 ha puesto de manifiesto la debilidad del sistema, especialmente en su componente bilateral, y la necesidad de su fortalecimiento y reforma, tanto del sistema en general como de la AECID como punto de partida. Si antes era necesario sacar a España de ser la anomalía de la comunidad de donantes, en el contexto actual es urgente.
La ministra señaló un compromiso con la reforma y fortalecimiento del sistema de cooperación. Puso fechas: en 2020 se realizará el proceso de propuestas y discusión; en 2021, contaremos con una nueva ley de Cooperación para el Desarrollo Sostenible; y en 2022, tendremos un sistema de cooperación renovado y activo en el que se incorporarán recursos para alcanzar el compromiso de legislatura del 0,5%. Señaló también que la cooperación tendrá un foco de mayor valor añadido: la erradicación de la pobreza, la transición ecológica y la justicia climática global, la educación y formación humana para el trabajo decente y el fomento del desarrollo productivo local con una cooperación feminista, defensora de los DD.HH., humanitaria y basada en alianzas innovadoras.

En este sentido, José Antonio Alonso, como presidente del Grupo de Trabajo de Capacidades y Recursos del Consejo – que contó con una importante implicación de La Coordinadora –, presentó los principales planteamientos de la propuesta de reforma integral trabajada por los actores sociales como resultado de meses de trabajo y debates. Alonso señaló que la reforma debe ser integral, con visión de largo plazo, y que es fundamental que todos los actores acuerden cuál es la visión de la cooperación que se quiere en los próximos años antes de reformar la ley. Ahora la pelota está en el tejado del gobierno y de los grupos políticos que en estos días decidirán sobre la creación de la subcomisión de reformas dentro del Congreso.

En el contexto de la celebración del Foro Político de Alto Nivel de la Agenda 2030, la ministra trasladó que a nivel global no estábamos avanzando correctamente en su implementación – así lo demuestra el informe de Sustainable Development Solutions Network –. La presencia de la secretaria de Estado Agenda 2030, Ione Belarra, sirvió para escenificar la importancia de la colaboración entre la dimensión interna y externa de la implementación de la Agenda. Tanto, Ione Belarra como la secretaría de Estado de Cooperación, Ángeles Moreno, – que presidía el Consejo – trasladaron la necesidad de reforzar la cooperación como política palanca de implementación; apostar por la coherencia de políticas en nuestro país y de cara a otros países; y otorgar relevancia a la Comisión Delegada para la Agenda 2030 como espacio para su coordinación e impulso.
La secretaria de Estado de Cooperación informó de la constitución de un grupo de trabajo interinstitucional para la reforma del sistema. Moreno se comprometió a informar sobre los avances y las propuestas de este grupo. También desgranó el resto de prioridades de trabajo con base a la Comunicación 2020 (Plan Anual de Cooperación).
Se informó sobre la iniciativa de la administración de ampliación del número de miembros del Consejo, que será debatida en futuras comisiones y se creó un grupo de trabajo de Acción Humanitaria a propuesta de La Coordinadora.

Por último, se presentaron y aprobaron dictámenes y declaraciones fruto del trabajo ordinario de la Comisión de Seguimiento, que elabora análisis que trasladan valoraciones de los informes presentados por la Administración como ejercicio de rendición de cuentas y de acompañamiento y seguimiento por parte de todos los actores. Lo que fue aprobado:

  • Dictamen sobre la Estrategia de Respuesta COVID y declaración del Pleno sobre la Crisis por el COVID-19.
  • Declaración del Pleno de valoración y consideración del documento de capacidades.
  • Dictamen sobre la Comunicación 2020.
  • Dictamen sobre el Informe de Seguimiento AOD 2018.
  • Dictamen sobre los Informes de Acción Humanitaria (Informe de Resultados de la Acción Humanitaria 2014-2015, y Memoria General de 2016 y 2017 de Respuesta Humanitaria de la Oficina de Acción Humanitaria).
  • Dictamen sobre los Informes de Cooperación Multilateral 2016 y 2017.
  • Informe de Rendición de Cuentas del año 2019.
  • Plan de Trabajo 2020 de la Comisión de Seguimiento.
  • Creación de un nuevo Grupo de Trabajo de Acción Humanitaria a propuesta de La Coordinadora.

 

Son miembros del Consejo de Cooperación por parte de La Coordinadora Andrés Amayuelas (presidente) y Marta Iglesias (vocal de incidencia política) y cuatro personas de organizaciones elegidas en la Asamblea que son Isabel Iparraguirre (APS), Félix Fuentenebro (Medicusmundi), Xavier Palau (OXFAM) y Ramón Almansa (Entreculturas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.