Durante estos años, nuestro trabajo se ha ido reorientando de la atención médico sanitaria de los primeros años, a trabajar sobre los factores que inciden en que las personas tengan una mejor salud, como el acceso a agua y saneamiento, acceso a una alimentación suficiente y adecuada, educación para la salud, vivienda y entorno saludable, relaciones de género equitativas y sostenibilidad ambiental. Creemos que solo desde esta visión se pueden conseguir cambios sostenibles y transformadores.

Al mismo tiempo, hemos mantenido la convicción de que es necesario trabajar desde el enfoque de los derechos humanos, porque todas las personas tienen derecho a una vida digna. Nuestra seña de identidad ha sido ir a la raíz de los problemas, buscando respuestas duraderas, asentadas y enraizadas en la realidad local, trabajando por la defensa y garantía de los derechos humanos.

Esta es la motivación que ha llevado a la asociación, después de 35 años, a cambiar de nombre. El nombre elegido habla de esas dos características que han orientado nuestro trabajo. Somos la misma asociación, con la misma trayectoria, con los mismos valores, con la misma vocación, manteniendo nuestras líneas de trabajo, pero con un nuevo nombre. ¡Ahora somos Enraíza Derechos!

 

Aviso a navegantes: la nueva web estará disponible en septiembre, mientras tanto puedes visitar la web de presentación y la página de Prosalus para encontrar toda nuestra información.

 

Imagen: Felipellsalek_Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.