En su visita a España, el Relator de Naciones Unidas sobre Pobreza y Derechos Humanos, Philip Alston, se ha reunido con organizaciones sociales. Hoy le ha tocado el turno a quienes trabajan con derechos humanos y fiscalidad. Como parte de ese colectivo, La Coordinadora le ha trasladado sus análisis:

  • Erradicar la pobreza es una decisión política que pasa por hacer que todas las medidas que se tomen estén encaminadas a cumplir con los derechos humanos, dentro y fuera de nuestras fronteras.
  • España ha ignorado de forma reiterada las recomendaciones del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC). En concreto, no ha impedido que empeore la situación de las personas más vulnerables, ni ha asegurado que se mantenga el nivel de protección de derechos alcanzado.
  • España, quinta economía de Europa, debe erradicar la pobreza dentro de sus fronteras y contribuir para su erradicación en todo el mundo.
  • Las medidas austericidas aplicadas en la última década han minado las políticas sociales. Revertir esta situación exige recuperar los presupuestos de las políticas sociales, entre ellas, la cooperación.
  • España se sitúa a la cola de Europa en materia de cooperación internacional para el desarrollo. Eso significa que su compromiso global tiene aún mucho margen de mejora. España tiene la responsabilidad y la capacidad de recuperar la política de cooperación como una medida para contribuir a erradicar la pobreza en el mundo, garantizar los derechos humanos y la coherencia con los compromisos con la Agenda 2030.
  • La actuación internacional de España puede tener consecuencias sobre la vida de las personas, así es en el caso de las empresas españolas en el exterior. El Gobierno debe asegurar que esas empresas respetan los derechos humanos y el medioambiente, y no comenten ningún tipo de abuso.
  • Urgen medidas fiscales y de redistribución que garanticen las políticas públicas vinculadas con los DESC. España ha sido incongruente con su obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos. El nuevo gobierno tiene una oportunidad para revertir esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.