Chile se encuentra sumido en una grave crisis social y política.

A inicios de la semana pasada el Gobierno chileno decretó un alza en los precios de las tarifas de la red de metro de Santiago, la última gota que reventó el vaso ya lleno de una y más mil injusticias: los bajos salarios, el valor de los medicamentos, el sistema de pensiones, los anuncios de alzas en las tarifas de electricidad, la situación de las zonas de sacrificio ambiental, el negocio del agua privatizada. Todo eso en un contexto de corrupción y de constante violación del conflicto de interés entre política y empresa.

ACCION y sus organizaciones desde siempre hemos planteado el divorcio creciente entre el Estado y la sociedad, las elites políticas y los movimientos sociales y planteado insistentemente la necesidad de cumplir con la transición desde la dictadura militar de Pinochet a la democracia con la participación de la Sociedad Civil. Solo ese camino permite enfrentar la exclusión y la desigualdad que viven las mayorías de los chilenos y chilenas, de niñas y niños. La escasa capacidad de escucha de los gobiernos y la igual escasa empatía con los sectores más vulnerables, no solo motivan si no alimentan y refuerzan las propuestas.

Desde la semana pasada y hasta este mismo momento, en todo el país se han multiplicado las manifestaciones escalando en participación e involucrando de forma pacifica a familias y ciudadanos comunes y corrientes, cuyas consignas son más equidad social y ambiental. A eso registramos y condenamos los actos de violencias que se han dados y que se siguen dando y lo condenamos porque consciente o inconscientemente son parte de un guión que se repite igual: esconder y minimizar detrás de la violencia las verdaderas demandas y motivaciones del pueblo chileno.

El único enemigo contra quién debemos

luchar son las desigualdades, la pobreza,

la explotación y privatización de los

recursos naturales, el derecho a la salud,

educación y vivienda.

Ante esos acontecimientos el viernes 18 de octubre el Presidente Sebastián Piñera anunció la declaración del Estado Emergencia en Santiago y posteriormente extendido a todo el país, a lo cual se ha agregado también el toque de queda. El país ha quedado bajo las órdenes de jefes militares, con miles de ellos en las calles, y aún así no se han detenido las manifestaciones ni con el estado de emergencia ni con el toque de queda. A una semana del inicio de las protestas ya contamos 11 personas muertas, decenas de heridos y centenares de detenidos.

Lamentamos y rechazamos la afirmación del Presidente Sebastián Piñera de “estado de guerra” cuya única consecuencia es seguir escalando la represión o aprovechar situaciones de caos para instalar una agenda basada en la seguridad, limitando las libertades y dificultando el diálogo para la resolución de la crisis en que nos encontramos. El único enemigo contra quién debemos luchar son las desigualdades, la pobreza, la explotación y privatización de los recursos naturales, el derecho a la salud, educación y vivienda.

Es urgente un nuevo pacto social que revierta y afecte el neoliberalismo salvaje instaurado en nuestro país por la dictadura y que cada día muestra su rotundo fracaso. Y eso no sólo en Chile, los acontecimientos en Ecuador, Brasil, Argentina y Perú evidencian la inmediata y obligatoria revisión y cambio de las políticas sociales y económicas en la región.

La solución no está a la vuelta de la esquina y requerirá de compromisos sinceros y de la máxima tolerancia entre todos y para eso ACCION reafirma la importancia de la expresión y de la acción de la sociedad civil en la construcción democrática y trabajará para ello, tal como lo hicimos en el pasado.
Llamamos al diálogo a todas las organizaciones de la sociedad civil chilena, a sus redes, a las academias, a los lideres sociales a las mujeres y hombres chilenos comprometidos en construir un país más justo. Llamamos a un diálogo para promover la Asamblea Constituyente y construir juntos aquella Constitución que se merece el pueblo chileno.

Llamamos a la solidaridad de las organizaciones de la sociedad civil internacional para lo que ocurre en Chile, un caso más en América Latina y en el mundo, expresando nuestra más profunda preocupación ante la violencia física, psicológica, ambiental, económica, social, sexual, que vivimos cotidianamente.

Acción AG – Asociación Chilena de Organismos no Gubernamentales (Santiago de Chile, 22 de octubre de 2019).

*Comunicar adhesiones en info@accion.org

ABONG – Associação Brasileira de ONG, Brasil.

ASONG – Asociación de organismos no gubernamentales, Honduras.

CCOP – Consell de concertation des ONG de developpement, República Democrática del Congo.

Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo, España.

Espace Associatif, Marruecos.

Fiango – Finish NGO Plarform, Finlandia.

Interaction – Estados Unidos

KCOC – Korea NGO Council for overseas development cooperations, Corea.

NFN – NGO Federation of Nepal.

Latvijas Plataforma Attistibas Sadarbibibal, Letonia.

Macoss – Mauritius Councir of Social Service, Mauritania.

Solidarité Urgence Développement, Francia.

Spong – Secrétariat Permanent des ONG an Burkina Faso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.