Nos sumamos al comunicado de LaFede.cat y a las reivindicaciones ciudadanas que exigen la protección de 400 personas rescatadas en el Mediterráneo y un acuerdo europeo inmediato

 

Desde hace once días el barco Open Arms lleva 121 personas a bordo. El Ocen Viking, el barco de Médicos sin Fronteras ha rescatado a 251. Más de 400 personas que esperan un puerto seguro por parte de algún Estado europeo. Italia (a quien le corresponde esta responsabilidad en primera instancia), Malta (cercano a la zona) y España (país de nacionalidad del Open Arms) se niegan a hacerlo.

La decisión de estos Estados, con la complicidad de la Unión Europea es una clara vulneración de las leyes internacionales: el Derecho Marítimo, que obliga a la asistencia en el mar de personas el peligro; el Convenio de Busca y Rescate, que obliga a conducirlas a puerto seguro; la Declaración Universal de Derechos humanos, cuyo artículo 14 garantiza el derecho al asilo a toda persona; la Convención de Ginebra, que prohíbe hacer devoluciones o expulsiones a personas en un lugar en el que su vida corra peligro –como es el caso de Libia– y la Carta de los Derechos de la Unión Europea, que obliga a los Estados a registrar todas las solicitudes de protección internacional. Además, en el caso de niños, niñas y jóvenes menores de edad, se está vulnerando también la Declaración de los Derechos de la Infancia.

La política de cierre de puertos responde a la voluntad política de frenar la migración a través de la externalización y militarización de fronteras (con acuerdos como el que España tiene con Marruecos, Italia con Libia o Grecia con Turquía, además de otros países como Níger o Senegal.

400 personas se encuentran sin puerto seguro por falta de vías legales y seguras de acceso a territorio europeo a causa de unas políticas migratorias que apuestan por aumentar la inversión en defensa en vez de destinar más recursos a la acogida y al salvamiento marino.

Las organizaciones reclaman un acuerdo europeo

CEAR, Amnistía Internacional, Oxfam Intermón y la Red Española de Inmigración hace día que reclaman un acuerdo europeo para la acogida de las personas rescatadas. También la ONG Save the Children reclama una respuesta europea y presiona al gobierno español para que asuma sus responsabilidades y acoja a las personas rescatadas; pone especial atención a la situación de los niños, niñas y jóvenes.

A juzgar por las palabras del ministro de fomento en funciones, José Luis Ábalos, que España no moverá ficha: “me molestan los abanderados de la humanidad que no deben tomar ninguna decisión, los que creen que solo ellos salvan vidas desde el ámbito privado”. Todo lo contrario: a principios de julio el gobierno amenazaba al Open Arms con multas de más de 900.000 euros si continuaban con sus tareas de rescate.

Nos unimos a LaFede.cat y denunciamos la criminalización de las ONG de ayuda humanitaria y reiteramos nuestras exigencias para que el gobierno en funciones asuma sus responsabilidades. Les recordamos que la inmensa mayoría de las personas refugiadas del planeta son acogidas por países de bajos niveles de desarrollo, lo que contrasta directamente con la actitud de Europa, la región más rica del planeta.

Apoyamos las movilizaciones sociales que se están realizando a lo largo y ancho del Estado español demandando una respuesta inmediata a esta crisis y un acuerdo europeo que, de acuerdo a la legalidad internacional, contemple a largo plazo las obligaciones de los Estados en materia de rescate, acogida, migración, asilo y refugio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.