El Ejecutivo ha señalado que quiere liderar esta Agenda 2030 a escala nacional, europea e internacional. Tiene la oportunidad inmejorable de promover esta reforma desde la rigurosidad y el compromiso.

Artículo de Andrés R. Amayuelas, presidente de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España, Arantza Acha,  directora de Unesco Etxea y Almudena Rodríguez García, responsable de Incidencia Internacional de la Associació Planificació Familiar de Catalunya i Balears, publicado en   Planeta Futuro.

Abriéndose hueco entre el mundial de fútbol y los tuits de Donald Trump, la Agenda de Desarrollo Sostenible se ha dado cita en Nueva York en el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas. Se trata de un espacio donde los países examinan frente al escrutinio internacional el desempeño en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), adoptados por 193 países, entre ellos España, en septiembre de 2015.

Cuando se ha consumido ya un 20% del tiempo disponible hasta 2030, el nuevo Gobierno del Estado español se presenta al examen con una puesta en escena con algunos de los actores más relevantes, desde un enfoque de la sociedad en su conjunto”, entre los que se encuentra las organizaciones de la sociedad civil, articuladas en la plataforma Futuro en Común. La reciente aprobación de un Plan de Acción para la implementación es la principal carta de cara al examen.

Futuro en Común ha acompañado con una delegación representativa y diversa este momento importante para el país, que supone una ventana de oportunidades para iniciar un proceso de cambio de políticas y de impulso de un liderazgo internacional activo en la Agenda de la sostenibilidad. Nuestra principal expectativa es que el Gobierno inaugure una nueva fase y ponga en marcha lo antes posible el Plan de Acción, con medidas de corto y de largo plazo.

La semana pasada Futuro en Común entregó en Madrid su informe Una Agenda Transformadora para las personas y el planeta. En él se definen cuatro bloques de propuestas políticas para avanzar en el camino a la sostenibilidad con foco en la lucha contra la desigualdad, la probreza y el cuidado de los ecosistemas y recuperación de la cooperación internacional. Las medidas apuntadas buscan un refuerzo de las políticas públicas con foco en los grupos más vulnerables y excluidos y que se están quedando atrás —como pueden ser niños, niñas y mujeres—, y que el Gobierno establezca criterios de sostenibilidad en todas sus actuaciones, haciendo realidad el mandato de la Agenda de avanzar en la coherencia de políticas.

La reforma del Foro Político de Alto Nivel

La sociedad civil internacional presente en Nueva York ha demandado de manera firme una reforma del sistema de rendición de cuentas de los países en el Foro Político de Alto Nivel. Se solicita un espacio político de primer orden en el que los Gobiernos realicen exámenes rigurosos que empujen a los países a cumplir con la Agenda, presentar informaciones exhaustivas, ser verdaderamente inclusivos con su sociedad civil y pasar por sus parlamentos antes de presentarse a los exámenes. En España esto no se ha podido realizar en este ejercicio.

Es fundamental acabar con los exámenes que ahondan en el SDG washing (lavado de imagen a través de los ODS) y en las ferias turísticas y con la falta de inclusividad de la sociedad civil. Es necesario que los exámenes pongan en relieve los esfuerzos de los países, pero también, y principalmente, sus desafíos para no dejar a nadie atrás y avanzar hacia la sostenibilidad desde la coherencia de políticas. La Agenda 2030 debe ser una agenda de derechos humanos, y por tanto, el ejercicio de revisión del Foro Político debe estar conectado y enriquecido con los mecanismos de rendición de cuentas del sistema de derechos humanos de Naciones Unidas ya existentes y que revisan el comportamiento de los Estados y realizan recomendaciones.

El Gobierno español ha señalado que quiere liderar esta Agenda a escala nacional, europea e internacional. Tiene una oportunidad inmejorable de promover esta reforma desde la rigurosidad y el compromiso. El momento será septiembre de 2019, cuando el presidente Sánchez presente el examen obligatorio en la Asamblea de Naciones Unidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.