En 2014 el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución presentada por Ecuador y Sudáfrica sobre empresas y derechos humanos. En esta se establecía un grupo de trabajo intergubernamental con el mandato de “elaborar un instrumento internacional legalmente vinculante en derechos humanos para las corporaciones transnacionales y otras empresas”.

Este proceso de creación de un tratado vinculante podría estar en riesgo si los Estados de la ONU deciden retirarse del proceso.

La Coordinadora de ONGD ha firmado, junto con más de 200 organizaciones de la sociedad civil, la carta del Movimiento Global por un Tratado Vinculante en la que se demanda a los Estados Miembros de la ONU que sigan participando en la creación de este instrumento.

Para adherirse como organización, pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.