Las ONGD piden al Ejecutivo español que interceda ante sus homólogos nicaragüenses en favor de un diálogo amplio e inclusivo y exija que se garantice el derecho de manifestación pacífica y la libertad de expresión.

La Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo- España se solidariza con la familia de las víctimas y condena la violencia gubernamental ejercida desde el pasado miércoles en Nicaragua contra las protestas ciudadanas. Manifestaciones que, desde sus inicios, han estado lideradas por jóvenes. Estas comenzaron para exigir la derogación de la reforma de la Seguridad Social, pero a día a hoy exigen mayor democracia, el regreso a un Estado de derecho y la no violación de los derechos humanos.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos ha confirmado la muerte de al menos 25 personas, la mayor parte de ellas estudiantes, asesinadas durante las protestas principalmente por disparo de balas. Esta organización también denuncia la desaparición de 43 personas y la existencia de un número indeterminado de detenidos, cuya cifra exacta y paradero se desconoce.

Al menos dos medios de comunicación – los canales 100% Noticias y Canal 51- han sido censurados, una emisora, Radio Darío, de León, ha sido quemada, y un periodista ha muerto de un balazo en la cabeza mientras realizaba su trabajo en Bluefields. Varios líderes locales afirmaron al CENIDH  que fue la policía quien realizó el disparo.

Demandamos al Gobierno español y al resto de nuestros representantes políticos que intercedan ante el Ejecutivo nicaragüense para que ponga fin a la represión y busque vías de diálogo para solucionar el conflicto.

El  Gobierno de Nicaragua ha de:

  • Respetar los derechos humanos, la libertad de expresión y el derecho de la ciudadanía a manifestarse de forma pacífica.
  •   Llevar a cabo investigaciones que permitan clarificar las responsabilidades de las muertes, detenciones y desapariciones
  •   Asegurar la integridad física de la ciudadanía
  •   Acabar con la impunidad de los grupos de simpatizantes del gobierno que actúan con violencia atacando a manifestantes pacíficos.
  •   Convocar de urgencia a un diálogo nacional amplio que incluya a todos los actores de la sociedad civil, incluidos los jóvenes que iniciaron las protestas.

—————-

Foto de Jorge Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *