Análisis, diálogo  y acción.  Tres premisas que estuvieron presentes en el encuentro de la Red de Coordinadoras Autonómicas de ONGD. El contexto actual  y global  obliga más que nunca a  las organizaciones sociales a trazar nuevas hojas de ruta  y adaptar sus estrategias.   

 

Sequía, migraciones, incremento del discurso xenófobo y de la política del miedo… cambios que conllevan medidas como la restricción de la libertad de expresión, además de un giro – que ahora es casi un nuevo estadio – de las políticas públicas vinculadas con los derechos humanos. Todo esto, aunque no sea  tan evidente, está íntimamente relacionado entre sí. “Nos encontramos en tiempos de emergencia y de excepción”, nos decía Nano Prats, donde estamos desbordando los sistemas que sostienen la vida del planeta. Nuestra vida.

Justo el viernes, en el que además se “celebraba” el black Friday”, corroborábamos cómo el crecimiento sin límites, y el desarrollo basado únicamente en la acumulación, consumo, y explotación de los recursos, no tienen ningún sentido. A simple vista podría parecer que no, pero, ¿cuánto de lo que hemos comprado en oferta está producido por personas en condiciones laborales indignas? O, de los recursos utilizados para producirlo, ¿cuántos vienen de países en conflicto? ¿Cuál es la huella ecológica acumulada en cada uno de los productos que estamos utilizando ahora? O los que tenemos previsto consumir más tarde…

Es verdad que existen una gran cantidad de mecanismos de supervisión, normas internacionales, derechos y demás, que son de obligado cumplimiento. Grandes declaraciones que nos obligan, a Estados, Empresas y ciudadanía, a actuar de forma responsable. Aún así, el acelerado ritmo al que estamos viviendo los cambios en este planeta nos obligan a buscar aún más alternativas.

Alternativas basadas en un nuevo relato

“Nos están ganando la batalla de la narrativa”. Esta frase no sonará a nuevo, y es verdad que el capitalismo y el modelo económico y político del mundo está ganando el partido por goleada. El problema es que, salvo que se demuestre lo contrario, los límites del planeta son para todo el planeta. Es decir, el aire contaminado de Madrid lo respiramos igual todas las personas que pasamos por la ciudad. Al igual que los efectos de la subida de las temperaturas, la sequía, o un desastre natural, lo sufriremos todas las personas. Ojo, esto no significa que las poblaciones especialmente vulnerables no paguen un precio añadido por nuestra propia irresponsabilidad.

No todo son malas noticias: hay iniciativas que suman esfuerzos desde sectores muy variados y diversos para frenar esta barbarie. Iniciativas bio, ecológicas, co-housing, grupos de consumo, etc. El problema es que aún pensamos que se puede poner un parche para arreglar el problema. Lo que tendríamos que hacer en cambio es reinventar el sistema.

En ello se basan algunas de las discusiones que desde amplios sectores sociales se están promoviendo. Pero esto aún no es suficiente. Cada una de estas iniciativas se absorbe en un discurso que forma parte de nuestra forma de entender el mundo, la forma en la que nos comportamos, la que nos educan… El relato del modelo actual, mundialmente aceptado, se ha construido desde los preceptos de que no hay una alternativa. Y se ha escrito con la ayuda de la música, del arte, de la literatura, de la academia y de los intereses políticos y económicos predominantes.

Nos toca construir un relato nuevo, pero no podemos perder mucho tiempo en discusiones, como nos insistió Tom Kucharz. Como sociedad civil, como ciudadanía, necesitamos un diálogo y también un reconocimiento de nuestras diferencias y puntos comunes para avanzar. Actuar en coherencia, imaginarnos alternativas y llevarlas a cabo, y apoyarnos en referentes del imaginario colectivo para generar esas dinámicas de cambio que nos ayuden a romper los moldes actuales del sistema. Justamente Quorum Global parte de este convencimiento y nos invita a salir de nuestro rinconcito para explorar y reactivar nuestro entorno. Una invitación abierta a nivel estatal y descentralizado.

Mucho podemos aprender de los movimientos feministas, que están no sólo construyendo alternativas sino que también poniendo en jaque al sistema. Toca aliarnos, luchar juntas y hacerlo rompiendo desde la base las desigualdades. Y en la base están las desigualdades de género.

Nuestro papel

Estas reflexiones tuvieron lugar en el encuentro de la Red de Coordinadoras Autonómicas de ONGD. Las organizaciones sociales tenemos un papel importante en la promoción del cambio y en la articulación de propuestas conjuntas. Desde hace algún tiempo empezamos a reflexionar sobre la necesidad de interconectar nuestras luchas. Algo que desde la Educación para el Desarrollo intentamos promover, la idea de ciudadanía global… las luchas interconectadas sólo tienen sentido si dejamos de abordarlas como compartimentos estancos.

Hay muchas oportunidades donde podemos apostar, como por ejemplo la creación de un tratado vinculante de derechos humanos; un trabajo de presión más cercano a los actores políticos; alianzas con otros actores sociales… en particular, lo derechos humanos, el ecologismo y la cooperación.

La justicia social global, la democracia local, el acceso a los derechos humanos, y la lucha contra los paraísos fiscales, son todas luchas interconectadas que además nos ayudan a entender la complejidad del mundo en el que nos movemos, sobrepasando las fronteras de lo local y conectando con lo que ocurre en otros países.

“O nos juntamos o nos ganan del todo”. Sólo juntas y coordinadas somos más fuertes. Nos toca un trabajo intenso de repensar(nos) y de trazar nuevas hojas de ruta, nuevas líneas de acción. No podemos pretender obtener resultados distintos, si no adaptamos nuestra estrategia. Y para adaptar esa estrategia, tenemos que dialogar.

En ese momento nos encontramos: en el de dialogar para dar un paso al frente y actuar. No sabemos aún cuál va a ser el resultado, pero sabemos que tenemos que hacerlo. Y en ese camino trazado está Quorum Global,  que nos da la mano y las claves para interconectar con otras  sectores . La ruta ya está trazada, así que es momento de comenzar a  caminar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.