1. Desde julio y hasta finales de año, clínicas móviles darán cobertura sanitaria a 5.350 personas que viven en campos de refugiados de estos países.
  2. Se repartirán paquetes nutricionales, insumos médicos, medicinas y kits higiénicos entre los núcleos familiares más vulnerables con el objetivo de mejorar su salud, habitabilidad e higiene.
  3. En Serbia, la intervención se centra en el acceso a servicios sanitarios e información sobre medidas legales disponibles, según Tania Montesinos, responsable de Acción Humanitaria y Emergencias de Farmamundi.

12 de julio de 2017.- “Siria es el primer país de origen de las personas refugiadas en el mundo. Tras seis largos y agónicos años de conflicto, y según datos de Naciones Unidas, más de 250.000 personas han muerto, más de cuatro millones permanecen refugiadas en condiciones insalubres fuera de las fronteras del país y seis millones y medio de personas son desplazadas internas. Cifras alarmantes que, lejos de reducirse se agravan y hacen imprescindible impulsar nuevas acciones de asistencia sanitaria para aliviar la precaria situación de la población”, afirma la responsable de Acción Humanitaria y Emergencias de Farmamundi, Tania Montesinos.

Para reducir los efectos del conflicto en la población civil, verdadera víctima de esta guerra, Laboratorios Viñas y Farmamundi han iniciado este mes de julio una nueva intervención de emergencia para ampliar la cobertura de la asistencia básica en salud con clínicas móviles, donde se prioriza la atención a mujeres y menores de 5 años. Gracias a este convenio específico que refleja la preocupación del laboratorio por la situación actual de la población migrante, se repartirán entre los núcleos familiares de mayor vulnerabilidad artículos para mejorar la condiciones de salud, habitabilidad e higiene en los hogares, sobre todo paquetes nutricionales, medicinas e insumos médicos y kits higiénicos, porque cerca del 70% de la población en Siria no tiene acceso a agua potable y una de cada tres personas no puede satisfacer sus necesidades alimentarias básicas.

Atención sanitaria en campos de Siria, Serbia y Líbano

Hasta finales de año, esta intervención se desarrollará en campos de Siria, Serbia y Líbano y beneficiará a 5.350 personas, la mayoría mujeres y niñas de los Campos de Refugiados de Khan El Sheih, en Siria, y de los campos serbios en la frontera con Bulgaria (Dimitrovgrad), con Hungría (Subotica), con Macedonia (Presevo) y en la frontera con Croacia (Sid y Odzaci). Y también llegará a los Campos de Refugiados de Shatilla y Burj El-Barajneh, en Líbano, donde ya se llevó a cabo una intervención a principios de año con el Fondo de Emergencias de Farmamundi.

Las condiciones de los campos de refugiados palestinos de Shatila y Burj El-Barajneh, en Líbano, son terribles, destacando el hacinamiento de las familias y los deficientes sistemas de saneamiento y suministros de agua y luz, con cortes diarios de hasta 10 horas seguidas”, denunció Joan Peris, Director General de Farmamundi, tras reunirse en Beirut con la ONG local National Institution for Social Care and Vocational Training (NISCVT) hace varios meses, con la que Farmamundi continúa trabajando en la zona. Asimismo, en este convenio se refuerza el trabajo con las organizaciones JAFRA RELIEF, en Siria, e Initiative for Development and Cooperation – IDC, en Serbia.

Ante un Mediterráneo teñido de muerte

 En Serbia, ante la falta de vías legales y seguras para obtener protección (como la posibilidad de solicitar asilo en embajadas y consulados de terceros países, visados humanitarios, etc…), la población siria se ve obligada a emprender viajes peligrosos con el objetivo de llegar a un país europeo que les asegure una adecuada protección. Muchas personas pierden su vida en el Mar Mediterráneo, que se ha convertido en la ruta más peligrosa del mundo con más de 25.000 muertes en los últimos 15 años, casi 3.200 solo en 2016. “Los que consiguen llegar a Europa se encuentran con la imposibilidad de obtener la protección y la acogida a la que tienen derecho, encontrándose en la actualidad en una situación de incertidumbre que no tiene visos de solucionarse, pero que hace necesario dar respuesta a sus necesidades”, concluye Tania Montesinos, que detalla que la intervención se centra en el acceso a servicios sanitarios e información respecto a las medidas legales de las que disponen, máxime cuando el tiempo de estancia se estima de un mínimo de dos meses en el país, alimentos y material de cobijo.

Farmamundi agradece a Laboratorios Viñas su responsabilidad social y la verdadera solidaridad que demuestra su empeño por apoyar intervenciones humanitarias que ayuden a paliar la crítica situación sanitaria y alimentaria de muchas familias desde el año 2007.

Cuenta Farmamundi donativos población refugiada siria:

Caixa Bank: ES11 2100 2760 9602 0002 8039

Para más información:

COMUNICACIÓN FARMAMUNDI

Yolanda Ansón comunicacion@farmamundi.org

Paloma Pérez, comunicacion2@farmamundi.org

Telf. 902 01 17 17 / 637 410615

www.farmamundi.org 

CLOSE COMMUNICATION

Laura Pujol laura@thecloseconcept.com

Telf: 636 882403 / 933 063 422

www.vinas.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *