Madrid, 20 de febrero de 2017.- La empresa de seguros Divina Pastora Seguros ha firmado un convenio de colaboración con CODESPA para la puesta en marcha del proyecto “Semillas de futuro; luchando contra el hambre  en el altiplano de Angola”, cuyo objetivo es contribuir a la seguridad alimentaria de las familias campesinas de las provincias de Huambo y Bié a través del incremento de la productividad y la rentabilidad del cultivo de soja. Asimismo, se pretende la creación y el fortalecimiento de micro-negocios de multiplicación de semillas para mejorar sus condiciones de vida.

Las provincias de Huambo y Bié cuentan con un 47,5% de la población en situación de inseguridad alimentaria debido, sobre todo, a la baja productividad de los cultivos agrícolas, ya que muchos campesinos utilizan semillas remanentes de la cosecha anterior, y al limitado acceso de semillas de calidad. Como solo cultivan maíz y patatas, la dieta de estas familias es pobre en proteínas y nutrientes, lo que genera una salud física precaria.

Por esta razón, este proyecto, del que se beneficiarán cerca de un centenar de familias, abordará principalmente dos ámbitos de actuación.  Por un lado, se utilizarán semillas de calidad para garantizar un incremento sostenible de su productividad y, por otro, se incorporará la soja y sus productos derivados (leche, patata y harina de soja) en la dieta de estas familias con el objetivo de obtener un balance equilibrado de los nutrientes.

Los productores se encuentran organizados en ocho cooperativas agrícolas, que recibirán el acompañamiento y la formación necesarios para dedicarse a la multiplicación de semillas y a la gestión de los bancos. Estos proveerán las semillas de calidad en condiciones accesibles a las comunidades en las que se encuentren. Se generarán diez pequeños negocios con ocho bancos de semillas creados y fortalecidos.

Pero, además de la productividad, se incidirá también en la mejora de las prácticas nutricionales para lograr una mayor seguridad alimentaria. Es necesario que los campesinos diversifiquen su dieta e incluyan la soja como alimento diario por su alto valor proteínico. Con el objetivo de divulgar sus beneficios, se desarrollará un proyecto de formación sobre el valor nutricional de este producto, sus ventajas desde el punto de vista de los cultivos y sus distintas formas de preparación y consumo. Se llevarán a cabo cocinas comunitarias en ocho cooperativas agrícolas con demostraciones prácticas de la elaboración de distintas recetas y posibilidades con la soja.

Mediante el proyecto “Semillas de futuro; luchando contra el hambre en el altiplano de Angola”, los pequeños agricultores mejorarán la disponibilidad de los alimentos y se beneficiarán del fortalecimiento de sus cooperativas con la incorporación de los negocios de semillas y del incremento de sus ingresos gracias a la rentabilidad que obtengan.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.