Ante la propuesta del gobierno de destinar fondos de cooperación para atender a la población refugiada

Tras la reunión de los presidentes de las Comunidades Autónomas del pasado martes 17 de enero, y la celebrada ayer entre el Secretario de Estado de Cooperación Internacional y los Directores Generales de Cooperación en las Comunidades Autónomas, la Red de Coordinadoras Autonómicas de las ONGD manifiesta  lo siguiente:

  • Valoramos positivamente la iniciativa surgida en la reunión de presidentes de Comunidades Autónomas de aprobar una Plan de emergencia entre el Gobierno de España y las CCAA para enviar recursos y material de Ayuda Humanitaria a la población refugiada en los campos de la frontera europea. También es importante el acuerdo alcanzado para agilizar la llegada del cupo de personas refugiadas que España se comprometió a acoger. LAMENTAMOS, sin embargo, el retraso con que el gobierno ha reaccionado ante la tragedia humana. Una situación que se ha producido como consecuencia de unas políticas migratorias que no atienden los valores fundacionales de la UE de defensa de los derechos humanos, sino que están centradas en mantener la seguridad y el blindaje de sus fronteras. La asistencia y asilo a la población refugiada y la garantía de sus derechos han sido una reivindicación constante de las ONGD desde que empezó una crisis que ha costado la vida a miles de personas y que está haciendo tambalear la base de nuestra democracia.
  • DENUNCIAMOS que este Plan de Emergencia se haga a través de las partidas destinadas a la política de Cooperación para el Desarrollo de las diferentes administraciones públicas. La asistencia a las personas refugiadas dentro de las fronteras europeas debe hacerse con cargo a los fondos de protección civil. Los Gobiernos europeos tienen la obligación de respetar la legalidad internacional y el derecho comunitario protegiendo el derecho de asilo y refugio y, garantizando las condiciones de vida digna a toda a la población refugiada a través de fondos de política interior.
  • En ningún caso los fondos destinados a la atención de la población refugiada pueden asegurarse a costa del presupuesto para cooperación al desarrollo. Tras años de recortes, la Cooperación está en niveles de los años 80; el Gobierno español tiene ante sí el reto de recuperar los presupuestos de AOD y situarla a lo largo de la legislatura, al menos, en la media de los países de la Unión Europea. Esto significa pasar del actual 0,12% de la RNB a un 0,24% (incluyendo en ese porcentaje la cooperación autonómica y local). Un reto ineludible en el contexto internacional que vivimos en el que, junto a otras políticas exteriores, podría contribuir a la construcción de la estabilidad y bienestar necesarios para garantizar que la migración sea una decisión libremente tomada y no impuesta por condiciones de desesperación.

 

EXIGIMOS por tanto:

Un cambio profundo de las políticas de atención a la población refugiada, que garantice sus derechos, tanto en su tránsito por Europa, como en el país de destino.

Un replanteamiento –acorde con el Derecho Internacional y los Derechos Humanos– de las prácticas del gobierno frente a las migraciones que llegan a nuestras fronteras –Ceuta y Melilla en particular– con los cambios legislativos que sean necesarios.

Una política exterior coherente que prevenga los conflictos armados, que busque la igualdad entre países, que no cree diferencias basadas en el comercio exterior, que no abuse de situaciones de partida privilegiadas de algunos países, que no permita que las empresas transnacionales esquilmen recursos naturales de países empobrecidos y evadan o eludan sus impuestos en paraísos fiscales, que penalice los incumplimientos del Tratado sobre el Comercio de Armas y persiga encarnizadamente el comercio ilegal de armas y municiones.

Una decidida apuesta por la Cooperación Internacional para un desarrollo sostenible y equitativo que revierta los recortes de estos últimos años y que alcance el 0,4% de la RNB en esta legislatura y mantenga la hoja de ruta de manera firme hacia el compromiso de 0,7%.

Políticas de sensibilización ciudadana que garanticen la inclusión de las personas migrantes y refugiadas, fomenten la solidaridad y combatan los crecientes discursos xenófobos y racistas.

Información: Yolanda Polo Tejedor – 695 940 370  / yolanda.polo@coordinadoraongd.org

 FOTO: REUTERS (Marko Djurica).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *