La decisión se produce como consecuencia de las denuncias realizadas por la ciudadanía española

 

La vigilancia ciudadana ha dado resultados. La Defensora del Pueblo Europeo investigará por vía rápida las consecuencias del tratado UE-Turquía sobre los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

La decisión de la Defensora se produce tras varias denuncias que han llegado de la mano de CEAR –que contó con el apoyo de 294 organizaciones (entre ellas, la Coordinadora) y más de 11.000 firmas individuales; de la Confederación Española de Abogados Jóvenes; de la asociación Women´s Link Worldwide y de dos personas particulares.

La admisión a trámite de la denuncia abre las puertas a una investigación que determine si la Comisión Europea está incumpliendo su propia legislación y violando derechos humanos. La Defensora del Pueblo Europeo ya ha solicitado a la Comisión un informe sobre el impacto que el tratado está teniendo en los derechos humanos desde su entrada en vigor.

La Coordinadora se felicita por este logro ciudadano y confía en que suponga la retirada del acuerdo entre la UE y Turquía y que se garanticen los derechos de las personas migrantes y refugiadas tal y como establecen las leyes europeas e internacionales. Seguiremos con atención los próximos pasos de esta investigación.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.