Hace unos días os enseñábamos la imagen de este chico poniéndose unos zapatos en el Centro de Atención a Refugiados que ADRA Serbia coordina en la ciudad de Belgrado. La historia podría quedar ahí, como otras muchas que ocurren estos días, en los países de tránsito para los refugiados, pero hoy nos ha llegado su lado humano y queremos compartirlo con vosotros.
Maja Ahac, es un compañero voluntario de ADRA en Belgrado, una mañana de regreso del parque de Liubliana en el centro de Belgrado iba caminando, hacia el Centro de refugiados, detrás de estos dos jóvenes y vio que el más pequeño iba descalzo. Nos dice: “ Yo iba caminando detrás de ellos y no pude aguantar las lágrimas, ambos tenían la misma edad que mis hijos, el mayor va al instituto y el pequeño a primaria. la diferencia es que estos dos niños no tienen hogar por culpa de la guerra en su país.
Son hermanos y el mayor está al cargo del pequeño. Nuestro compañero les invitó al centro y buscar unos zapatos, “encontrar los zapatos fue una fiesta, le hizo sentir como un niño de nuevo”.
Al final se despidieron y de nuevo regresaron al parque, a esperar que les depara el futuro, y las decisiones políticas.
No podemos estar todos en Belgrado, pero si que podemos hacer algo para ayudar a Maja, y que él en el parque de Liubliana pueda seguir entregando comida, agua y zapatos.

Desde ADRA estamos trabajo por ellos y por conseguir un mundo más justo. Ahora puedes hacer tu donación.
Captura de pantalla 2014-10-13 a la(s) 11.51.47
#‎Refugeeswelcome‬, ‪#‎adraserbia‬, ‪#‎adraespana‬, ‪#‎adrainternational‬, ‪#‎iamrefugee‬, ‪#‎adraslovenia‬ ‪#‎sharinghumanity‬

Fuente-Fotos: ADRA Serbia

Traducción: Antonio Lerma-ADRA España.

Refugiados, ADRA España.

Descarga el documento adjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.