El Teatro como herramienta de transformación social

Existen metodologías teatrales, como el Teatro del Oprimido o el Teatro de la Escucha, cuyo objetivo es devolver a las personas, sean ellas espectadoras o actrices, la capacidad de reflexionar de manera crítica sobre la realidad que les rodea, analizar la violencia intrinseca en la cotidianidad, y buscar a través de herramientas artísticas, la posibilidad de generar esperanza para el cambio social.

T.R.E.S. Social utiliza el teatro como instrumento de empoderamiento social, dirigiéndose a todo tipo de colectivo, en pro de la promoción de su protagonismo.

A través del encuentro con Jana Sanskriti, organización fundamental en la historia el teatro político indio, ha podido seguir reflexionando sobre la necesidad de un diálogo entre saberes diferentes que, a través del cuerpo, la mente y las emociones, permitan pensar en y construir inéditos viables que sostengan y acompañen el cambio de paradigma a nivel mundial.

Teatro y Comunidad, una alianza necesaria

Podríamos pensar en un barrio como unidad mínima de transformacíon social, y de ahí considerar como fundamental la articulación de procesos artísticos y políticos hacia y para un desarrollo comunitario crítico.

En este sentido el teatro puede tener un rol fundamental a la hora de poner en marcha procesos comunitarios o barriales orientados al cambio.

A través de la experiencia con Jana Sanskriti, el esfuerzo de T.R.E.S. Social para profundizar en el uso de las herramientas teatrales para la facilitación comunitaria se enriquece de nuevos aportes metodológicos: es el caso del uso que Jana Sanskriti hace del Teatro Foro para organizar colectivamente a más de 50.000 personas en las poblaciones rurales del West Bengali a través del uso del teatro-foro para concienciar y crear cosmovisión sobre temas de interés común, como es el caso de la violencia doméstica o del alcoholismo.

La posibilidad de tratar temas de dificil acercamiento a nivel social, como son los derechos sociales, desde un enfoque orientado al diálogo y a la gestión de la diversidad, es parte de la fuerza que es proporcionada por esta herramienta en su uso en las comunidades rurales y en los barrios urbanos españoles.

El Teatro Foro, donde el diálogo y la acción van de la mano

El Teatro Foro, herramienta central tanto en el Teatro del Oprimido como en el Teatro de la escucha, representa un vehículo determinante para el diálogo con públicos que viven alguna vinculación con la problemática social presentada en escena.

T.R.E.S. Social utiliza el Teatro Foro en procesos de acompañamiento pedagógicos con todo tipo de colectivo con el objetivo de analizar y reflexionar de manera conjunta sobre el marco de violencia estructural y cultural que generan las opresiones vividas. Visibilizando las normas, valores y costumbres que se esconden detrás de las prácticas cotidianas, así como las emociones que revisten dichas prácticas, el Teatro Foro permite profundizar en las causas sistémicas de los hechos de opresión vivenciados, así como avanzar, a través del diálogo hacia posibles caminos de solución.

A través de la experiencia con Jana Sanskriti, en Febrero de 2015, ha sido posible para T.R.E.S. profundizar en el uso de esta herramientas para la organización de la movilización social: su uso, en primer lugar, como espectáculo orientado la dinamitación de la vergüenza social sobre determinadas temática, y abrir así el espacio necesario para sembrar la duda, la reflexión crítica en la comunidad; en segundo lugar su uso como proceso de aprendizaje experiencial para la formación de agentes de cambio y la articulación de comités de lucha para los derechos humanos a nivel comunitario.

Sobre metáforas y política

Jana Sanskriti ha abierto un camino interesante para T.R.E.S. Social en el uso de la metáfora como instrumento de lucha política, a través de una sinergia eficaz con el teatro folklorico indio. La capacidad que tiene la metáfora, como figura retórica, de unir planos de la realidad diferentes a través de la mirada del público, permite un diálogo integral que toca contemporaneamente tanto la reflexión analítica como la vivencia emocional, resultando así en un mensaje más profundo y de impacto, donde el cuerpo piensa y los ojos sienten.

La integración de la metodología del Teatro Foro con la metodología de construcción de metáforas políticas representa una aportación interesante para un necesario diálogo entre conocimientos diversos enmarcados en cosmovisiones de dificil traducción entre sí.

Método                                                                                               

Jana Sanskriti utiliza el Teatro Foro para abrir espacios de diálogo y acción social en las comunidades rurales de West Bengali, poblaciones afectadas por la violación de constante de sus derechos humanos.

A través de las obras de teatro escritas e interpretadas por los miembros de la organización, se ponen en escena situaciones cotidianas relacionadas con la vulneración de derechos. El público es invitado a poder entrar en escena, sustituyendo a los actores para buscar soluciones alternativas a las planteadas en escena y abrir así a la posibilidad de nuevos punto de vistas y propuestas de acción.

Una vez presentada la obra de teatro diversas veces a lo largo de las semanas en el mismo poblado, Jana Sanskriti se encarga de acompañar a las personas interesadas en poder formarse en la herramienta y movilizarse en pro de la lucha social, a través de comités locales.

En esta segunda fase, el Teatro Foro pasa a ser una herramientas para la articulación de grupos de lucha, donde la construcción de una nueva obra representa un proceso de aprendizaje experiencial que conlleva a la estructuración de un comité local para la defensa de los derechos humanos en el poblado.

En este sentido el objetivo añadido de Jana Sanskriti es el impulso de procesos orientado a la reapropriación de la cultura por parte del pueblo, desde consumidores pasivos de una cultura hegemónica, a principales productores de una  cultura anclada a nuevas narrativas, relatos que presentan una disyuntiva entre el mundo de la opresión cotidiana y nuevos mundos posibles construidos desde abajo.

El Teatro Foro nace como herramienta de la metodología del Teatro del Oprimido, corriente teatral originada por el dramaturgo brasileño Augusto Boal a finales de los años 60, y difusa en todo el mundo a lo largo de las décadas.

El Teatro de la Escucha, corriente teatral española contemporanea y fuente de inspiración de T.R.E.S. Social, recupera la propuesta del Teatro del Oprimido, repensando la herramienta del Teatro Foro en el marco de la Teorías de la Violencia de Joan Galtung y de Hélder Cámara.

La herramienta permite que públicos amplios puedan interactuar con la obra presentada, a través de la sustitución de papeles con los actores, y ensayar así ideas sobre posibles soluciones al conflicto presentado en escena.

La importancia de esta herramienta reside, entre otras cosas, en la posibilidad de “encarnar” la ideas a través de la acción física, permitiendo así un diálogo colectivo que supera en profundidad e impacto la simple reflexión analítica.

Conoce más sobre el proyeco E-Motive aquí.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.