Más de 33 millones de personas en el mundo sobreviven en condiciones infrahumanas desplazadas de sus hogares, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR),  lo que representa un incremento de 4,5 millones respecto del año anterior. Siria y Colombia son los dos países con mayor número de desplazados internos, con el agravante de que en Siria se ha producido este cruel éxodo en tan solo tres años con cerca de nueve millones de personas que necesitan ayuda humanitaria urgente. También Nigeria, República Democrática del Congo y Sudán ocupan puestos relevantes en esta triste lista de personas que se ven obligadas a vivir alejadas de sus hogares y con la imposiblidad de ver cubiertas sus necesidades más básicas.

Desde Farmamundi hacemos un llamamiento para mantener el esfuerzo humanitario y de emergencias, como un deber ético, más si cabe en tiempos de crisis. Si alguna modalidad de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) ha sufrido los embates de la crisis económica esa ha sido la Ayuda Humanitaria, que ha alcanzado los mayores porcentajes de reducción en los últimos años, con las negativas consecuencias para las poblaciones más vulnerables de las regiones donde los diferentes actores de la cooperación española despliegan una labor humanitaria fundamental.

Durante 2013 Farmamundi ha intervenido en la mayoría de las crisis humanitarias más relevantes, entre las que destacan por su extrema gravedad las acaecidas en Siria, donde la generalización y enquistamiento de la guerra agudiza la situación de miles de refugiados y desplazados, y en la República Democrática del Congo (RDC), país que en la actualidad sigue sufriendo los envites de la violencia y que finalizó  2013  con una nueva cifra récord de desplazamientos internos en Kivu Norte. “En los campos de refugiados la situación es siempre extremadamente delicada, y donde se suman la falta de saneamiento y agua potable, la escasez de recursos alimenticios, pésimas infraestructuras, servicios sanitarios débiles y una densidad poblacional elevadísima”, explica Emilio Oriola, responsable de Proyectos de Cooperación y Acción Humanitaria de Farmamundi.

Siria, la agonía de un país con el mayor número de desplazados internos

Nueve millones de personas necesitan ayuda humanitaria urgente en Siria, siguiendo con los datos de ACNUR. La crudeza del conflicto sirio está teniendo dramáticas consecuencias entre la población, con más de 1,5 millones de personas desplazadas internas y alrededor de 2 millones de personas refugiadas, la mayoría en Líbano (36%), Jordania (26%) y Turquía (23%) y que por la falta de recursos económicos o de relaciones en el exterior no han tenido oportunidad de salir del país.

A la inseguridad sanitaria, se suma la alimentaria. La escasez alarmante de alimentos básicos como el pan y los cereales y el aumento progresivo de sus precios, está poniendo en riesgo la inseguridad nutricional de muchos ciudadanos sirios, que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sitúa en torno a los cuatro millones de personas.

Farmamundi apoya a la población siria desde 2013 con intervenciones alimentarias y sanitarias de emergencia. Junto a la ONG local Jafra se trata de aliviar la vulnerable situación de familias en cinco campamentos de Damasco y Homs. “Se distribuyen alimentos básicos (azúcar, arroz, aceite, pasta, lentejas y productos envasados, como tomate, fiambres y queso) leche en polvo y mantas a  familias de los campamentos de Dumar y Qudseia, Zahira, Yarmouk y Sbeineh en Damasco y en el campamento de la ciudad siria de Homs. La distribución se realiza de forma progresiva y paulatina, para evitar los obstáculos de transportar grandes cantidades de alimentos que pudieran llamar la atención”, continúa Oriola.

La República Democrática del Congo (RDC) es otro de los paises que sufre brotes recurrentes de violencia,  y finalizó 2013 con una nueva cifra récord de desplazamientos internos en Kivu Norte, zona donde Farmamundi centra su trabajo de atención sanitaria y prevención de la violencia sexual entre mujeres y colectivos más vulnerables. Según NNUU, más de un millón de personas han padecido desplazamientos en el interior de la provincia desde 2009, constituyendo el 37% de los desplazamientos del país. “En este complicado contexto, la intervención de Farmamundi y sus socios locales (FEPSI, PPSSP y CEPAC) se centra en la prevención de la violencia sexual y la atención sanitaria de los colectivos que enfrentan mayor vulnerabilidad, como son mujeres, niñas, poblaciones pigmeas desplazadas y personas que viven con VIH-Sida” afirma Oriola.

También en RDC se lleva a cabo la asistencia sanitaria a la población desplazada en Goma por la actividad armada del grupo M23. Concretamente se refuerza la atención a la malnutrición aguda y se suministran medicamentos esenciales para el tratamiento de las patologías asociadas en cinco estructuras sanitarias de la zona, reforzando de esta manera el acceso a asistencia médica y tratamiento nutricional de menores de cinco años de los campos de Mugunguga III, MugungaI, Buhimba y Buelngo.

Por último, cabe destacar el trabajo de Farmamundi con familias refugiadas y desplazadas en el distrito de Fafi, al noreste de Kenia, donde se mejoran las condiciones alimentarias y socio sanitarias de la población local y refugiada, mediante brigadas médicas móviles en los asentamientos de Warable, Bulla Shariff y Nadir. Y en el círculo de Niono, en Malí, donde también se apoya la lucha contra la desnutrición infantil en la región de Ségou.

Organizaciones como Farmamundi que operan junto a las grandes agencias humanitarias internacionales en ambientes de alto riesgo insisten en la necesidad de facilitar la entrega de ayuda humanitaria inicial e incrementar los fondos para Acción Humanitaria y de Emergencia. Asimismo,  se debe reforzar el diálogo entre la comunidad local e internacional para conseguir reformas políticas, soluciones duraderas y acuerdos de paz estables que acaben con las precarias condiciones de vida de las poblaciones refugiadas, para que puedan retornar a sus hogares y recuperar sus derechos.

 

Área de Comunicación de FARMAMUNDI

Yolanda Ansón comunicacion@farmamundi.org   Telf.: 637.41.06.15

Paloma Pérez,  comunicacion2@farmamundi.org Telf.: 637.47.52.28

Telf. 902 01 17 17      www.farmamundi.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.