Cerca de 200 millones de personas pobres en todo el mundo, el 70% mujeres, han tenido acceso a servicios financieros a través de las microfinanzas. Así lo expresó en la Universidad de Navarra María Jesús Pérez, subdirectora general de CODESPA, quien visitó el Navarra Center for International Development del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) junto con el director general de la organización, José Ignacio González-Aller.

En el campus pamplonés presentaron uno de los últimos proyectos de cooperación que desarrolla CODESPA en la República Dominicana en colaboración con el Banco ADOPEM, la principal institución microfinanciera del país. El Banco ADOPEM proporciona microcréditos a pequeños productores del sector agrícola, con el fin de que puedan mejorar los niveles de producción, reducir costes y mejorar la calidad del producto. Cabe recordar que más de 1,2 millones de personas de este país latinoamericano trabajan en dicho sector, que supone el 16% del Producto Interior Bruto de la región.

16.000 pequeños productores agrícolas beneficiados

Según explicó María Jesús Pérez, este proyecto ha obtenido un gran éxito en el país y ha llegado a alrededor de 16.000 pequeños productores. Tiene una cartera de préstamos rurales de 9,4 millones de dólares y una cartera de préstamos agrícolas de 4 millones dólares. “Asimismo, esperamos desarrollar otros productos financieros para cubrir las necesidades de otros eslabones de la cadena que no solo sean productores”, apuntó.

Por su lado, José Ignacio González-Aller destacó que  en estos programas hay una cuestión muy importante: “Hay que ver cuál es el incentivo para quienes demandan y quienes ofrecen el producto”. González-Aller recordó que existen más de 3600 entidades de microfinanzas. “El hecho de que se haya consolidado una industria tan grande genera muchos retos y oportunidades, como llevar las microfinanzas a las zonas más rurales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *