Madrid, 20 de febrero de 2014 Farrah, un refugiado somalí de 18 años alerta a los líderes europeos: “Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes seguirán migrando indocumentados a Europa como lo hice yo, corriendo el riesgo de morir en el mar para alcanzar Europa” . Esta declaración se ha producido durante el debate «Mi Destino es incierto» celebrado ayer en el Parlamento Europeo y organizado por la Federación Internacional Tierra de Hombres, a la que pertenece la Fundación Tierra de hombres-España y la eurodiputada Nathalie Griesbeck.

Madrid, 20 de febrero de 2014

Farrah, un refugiado somalí de 18 años alerta a los líderes europeos: “Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes seguirán migrando indocumentados a Europa como lo hice yo, corriendo el riesgo de morir en el mar para alcanzar Europa” . Esta declaración se ha producido durante el debate «Mi Destino es incierto» celebrado ayer en el Parlamento Europeo y organizado por la Federación Internacional Tierra de Hombres, a la que pertenece la Fundación Tierra de hombres-España y la eurodiputada Nathalie Griesbeck, del Grupo Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, quienes alertaron a los líderes europeos de nuestro deber de proteger a menores y jóvenes como Farrah. 80 representantes de instituciones europeas, gobiernos, autoridades locales, organizaciones profesionales y especializadas debatieron sobre el fenómeno de los niños, niñas y jóvenes migrantes que abandonan sus casas a raíz del testimonio de Farrah. Y es que el número de niños y niñas que son obligados a dejar sus casas para escapar de la violencia, los desastres o la pobreza para buscar una vida mejor, va a crecer a nivel mundial en las próximas décadas. Una parte de ellos migran hacia Europa o dentro de sus fronteras. Todos tienen derecho a una protección sin ningún tipo de discriminación, pero las autoridades públicas europeas siguen sin cumplir algunas de sus obligaciones.

Todavía se detienen en Europa a niños y niñas por motivos de migración. La historia de Farrah Farah acaba de cumplir 18 años. Abandonó Somalia junto a su familia cuando solo tenía 3 años. Aunque tuvo una infancia feliz en Kenia, durante su adolescencia vio violados sus derechos fundamentales, por lo que decidió abandonar su casa y buscar protección en Europa. Su viaje, de 9 meses de duración, le llevo a Uganda, Sudan y el desierto de Libia hasta acabar en Malta. Durante su travesía, sufrió abusos, violencia y numerosas detenciones. En 2012, subió a un barco y por fin recibió asilo en Malta. Esta historia es solo una de las miles de historias de niños y jóvenes migrantes.

La Federación Internacional Tierra de hombres alertó a los líderes políticos europeos y a las instituciones europeas sobre la campaña que están llevando a cabo para proteger a la niñez en movimiento, «Destino Incierto»: “La niñez en movimiento son, ante todo, niños y niñas, tenemos que protegerles sin discriminaciones, es nuestro deber porque son sus derechos. Las detenciones infantiles por motivos de inmigración deben parar tanto a nivel internacional como europeo. Tenemos que asegurarles el acceso a la educación, formación profesional, justicia, soporte legal, sanidad, y servicios sociales adecuados, sean o no menores europeos.”, proclamó Ignacio Packer, secretario general de la Federación Internacional Tierra de hombres. “Tienen derecho a vivir su infancia y a construir un proyecto de vida independientemente de su origen, de donde vayan y de que estén acompañados o no», concluyó. Niñez en movimiento: ¿Cumplirá la Unión Europea sus compromisos?

La Comisaria europea Cecilia Malström insistió en que «encontrar una manera legal de que menores y jóvenes puedan llegar a Europa es un reto para las instituciones europeas» y destacó que «el emotivo testimomio de Farrah muestra cómo Europa puede benficiarse con jóvenes talentos como Farrah». Paralemente, la eurodiputada Nathalie Griesbeck, autora de la Resolución del Parlamento Europeo sobre los menores no acompañados en Europa, reiteró que «se necesitan cambios reales, no medidas simbólicas, así como una política de protección activa para todos estos niños y todas estas niñas».

Por otro lado, varios miembros del Parlamento Europeo discutieron sobre la diferencia entre el enfoque de “protección infantil basado en derechos” y el enfoque de “seguridad e inmigración”, dando lugar a otro debate sobre si un niño o una niña en movimiento puede ser considerado un menor que debe ser protegido, o un inmigrante que tiene que cumplir con los procedimientos legales. Spot Campaña «Destino Incierto»: http://bit.ly/1gDGiEj

Descarga el documento adjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.