La familia de la cooperación al desarrollo perdió ayer a uno de sus miembros más comprometidos, coherentes y luchadores: Miguel Romero. Compañero comprometido en la lucha por la justicia social y la defensa del internacionalismo, fue -y seguirá siendo- una gran referencia de compromiso político, solidaridad internacional, ética y humanidad.

A lo largo de su vida y de forma constante Miguel contribuyó a la construcción colectiva de la justicia social internacional desde distintos ámbitos. En el mundo de la cooperación al desarrollo, desde la ONGD ACSUR-Las Segovias, nos enseñó a mirar con ojos críticos la realidad oficial, a entender la comunicación desde su ángulo más político, a trabajar con dignidad por los derechos humanos de los pueblos, a crear lazos que no saben de fronteras y sí de derechos, a ser radicalmente solidarias con quienes sufren las consecuencias de un sistema profundamente injusto, a defender de manera colectiva los bienes comunes.

Desde la Coordinadora queremos recordar  su participación por muchos años en la Junta de Gobierno y su fundamental aportación para el refuerzo y la unidad de nuestra asociación de asociaciones. Primero como vocal y luego como Secretario, Miguel -“el Moro” para su gente más cercana-, ha sido ejemplo de un trabajo riguroso y constructivo. Gracias a compañeros como él la Coordinadora ha podido crecer y mantener ese trabajo de calidad, independencia, capacidad crítica y pluralismo que son nuestro patrimonio más importante.

Profundamente coherente con sus ideas en el día a día, Miguel deja mucho construido con quienes tuvimos la suerte de conocerlo y compartir su amistad. Nos quedan imborrables momentos compartidos y multitud de lecciones aprendidas que sólo Miguel pudo enseñarnos.

Desde la Junta de Gobierno de la Coordinadora y desde la Secretaria Técnica  queremos enviar toda nuestra solidaridad y cálido apoyo a su compañera y a su familia que, en este caso y siendo como era Miguel, es indudablemente muy extensa.

Hasta siempre, Miguel. ¡Buen viaje, Moro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *