Los días 7 y 8 de febrero los líderes europeos se reunirán para decidir la configuración del presupuesto de la UE para el periodo 2014-2020.

Las más de 1.800 Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD) articuladas en torno a las plataformas europeas CONCORD y VOICE estamos profundamente preocupadas por las implicaciones que tales decisiones pueden tener en la vida de millones de personas en todo el mundo.

La ayuda humanitaria y para el desarrollo de la UE está considerada una de las más eficientes, transparentes y con mayor impacto, y así ha sido reconocido de forma reiterada por la OCDE, los gobiernos receptores, think tanks y numerosas organizaciones de la sociedad civil de distintos países. No sólo está logrando resultados significativos y concretos para promover la paz o aliviar la pobreza de 930 millones de personas en todo el mundo; la ayuda europea es una inversión inteligente en nuestro futuro común, ya que aumenta la estabilidad y la seguridad.

Por ello, el recorte del 13% propuesto para el capítulo IV «Europa Global» nos parece absolutamente desproporcionado frente al 7% que podrían experimentar otros capítulos. Ello, además de implicar una reducción dramática en los recursos existentes para atender crisis humanitarias o sentar las bases del desarrollo en muchos países, contravendría la opinión del 85% de la ciudadanía europea que, según datos del último Eurobarómetro, considera que hay que seguir apoyando a los países empobrecidos a pesar de la crisis económica. Un último razonamiento tiene que ver con el efecto demoledor que para la propia cooperación española tendría ese recorte, ya que vería limitadas sus posibilidades de acceso a recursos adicionales vía mecanismos como la cooperación delegada.

Por todo ello, en nombre de las más de 400 organizaciones españolas miembro de la Coordinadora de ONGD-España le solicitamos que reconsidere su posición favorable al recorte en lo que al Capítulo IV se refiere y se una a los países que apuestan por una UE fuerte y con recursos suficientes también en el exterior como elemento clave para una mayor estabilidad global y para avanzar en el disfrute pleno y universal de los derechos humanos en todo el mundo, como seña de identidad europea.

Sin otro particular, le agradezco de antemano su atención.

Atentamente,

 

Mercedes Rúiz-Giménez Aguilar
Presidenta
Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.