El planeta afronta la peor crisis migratoria y de refugio de la historia. Más de 65 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, un vergonzoso récord que evidencia la incapacidad de los gobiernos de garantizar los derechos humanos

La respuesta europea a esta crisis está lejos de sus valores fundacionales. Mientras miles de personas pierden su vida en trayectos peligrosos por tierra y por mar, la UE construye vallas, militariza las fronteras, firma tratados con países que violan derechos humanos e incumple tratados internacionales incluso su propia legislación.

Las personas que inician estos viajes a ciegas huyen de conflictos bélicos, condiciones de pobreza extrema y de violación sistemática de derechos humanos.

Mientras se incumplen las obligaciones en materia de migración, asilo y refugio, se recortan los fondos para cooperación internacional que podrían contribuir a la mejora de la situación en los países de origen, y sigue creciendo el comercio de armas. Parte de los escasos fondos de cooperación se destinan incluso a frenar la migración en las fronteras europeas.

Los discursos y propuestas políticas xenófobas ganan terreno y con ellos los ataques a centros de acogida a migrantes y refugiados. Frente a ello, la ciudadanía continúa reclamando, en distintos espacios, el respeto de los derechos humanos.

refugees are human beings

Imagen: Commons wikimedia

65 millones de personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares en todo el mundo. Los países empobrecidos acogen al 86% de las personas refugiadas y migrantes

Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)

Ciudadanía

Una vez más, la ciudadanía está muy por encima de las decisiones políticas.

ONG, grupos sociales, voluntarios y voluntarias, y la ciudadanía en general se está organizando tanto en los puntos de llegada como en múltiples ciudades para salvar vidas, atender a las personas que llegan a nuestros países y contrarrestar los mensajes y discursos que criminalizan a quien debe ser protegido.

Exigimos a la UE, estados miembro y España

1) Cumplir con las leyes internacionales de asilo y refugio

4) Respeto a los derechos humanos en las fronteras y protección a las personas

7) Políticas comerciales, económicas y diplomáticas que respeten los derechos humanos y los recursos locales

10) Medidas coherentes para luchar contra la desigualad, reducir la pobreza y prevenir los conflictos armados en las zonas de origen

2) Rutas legales y seguras para evitar viajes tan peligrosos

5) Ayuda humanitaria bajo principios de neutralidad, imparcialidad e independencia

8) Cumplimiento riguroso del Tratado de comercio de armas

11) Recuperación de los fondos en cooperación al desarrollo, con un compromiso de alcanzar el 0.4% en la próxima legislatura

3) Sistemas adecuados de acogida para la población refugiada

6) Refuerzo de operaciones de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo y el Egeo

9) Que las empresas transnacionales cumplan las leyes de transparencia y fiscalidad

ACTÚA

Apoya el Manifiesto

Apoya el manifiesto “SOS. Refugiadxs. Refugio por Derecho”, impulsado por organizaciones sociales y sindicales.

Firma

Para detener las expulsiones de personas refugiadas y retirar el acuerdo con Turquía

Muévete

Te damos algunas ideas para apoyar a las personas refugiadas (también cuando no son noticia)

Infórmate

Suscríbete al boletín y recibe las últimas noticias del sector